“Epew – Restitución de la palabra”


Patricia Ledesma, Especialista en Lenguajes Artísticos; Facultad de Bellas Artes, nos visitó en Nacional Esquel para compartir su ensayo sobre Ensayo sobre prácticas de la enseñanza en Plástica, narrados bajo la perspectiva de las gramáticas pedagógicas latinoamericanas y su idea central de las transmisiones.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Viejo Musiquero en Cosquín”


Aldo Marihuán, en virtud de su disco “Viejo Musiquero”, fue convocado por autoridades del Festival de Cosquín para ser parte de los Espectáculos Callejeros Cosquín y viajará junto a dos grandes músicos mas, Miguel Curaqueo y Miguel Trafipan.
Gracias Aldo por compartir la noticia con Nacional Esquel.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Pa’Juera Disc”

(Empresa fabricante de discos externos)

El Honorable Conejo Delirante de Esquel, otorgó la mención de ciudadano ilustre al vecino Calaverita Mateos por su contribución a la innovación tecnológica de nuestra ciudad, a través de su empresa “Pa’Juera Disc”, han sido notable las caídas en las acciones e inversiones en Wall Street de Apple, Window y demás megaestructuras informáticas.

Los discos externos de “Pa’Juera Disc” te brindan los siguientes beneficios:

* Por su ínfimo espesor, no podes guardar ningún puto archivo del trabajo, por lo tanto no tenés que trabajar.

* No tiene conexión a usb, así que deja cualquier intento de enchufar un cable y andá afuera que está re lindo.

* No es compatible con ningún tipo de sistema informático, por lo tanto es al pedo que intentes, así salis a la calle, charlas y conoces gente nueva.

* Sólo puede ser utilizado para escuchar música en un antiguo toca discos, de esa manera, quizás el rústico sonido de algunos instrumentos y sus melodías te despierten los deseos de abandonar las nuevas tecnologías, enamorarte, tomar un vino, fumar buena hierba y garchar en paz al lado de un fogón con el amor de tu vida.

“Pa’Juera Disc”, te desea un año de menos tecnología y a sacarle viruta al chino tuerto y su compañera la bigotuda.

(Sólo en venta afuera de nuestro comercio)

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Me gusta…¿y qué?”


En mis punkosos años de juventud irrumpió irreverentemente esta canción que tenía la facultad (No se si me gustaba o no), de hacerme mover las tabas y el marulo, es más, hasta el día de hoy hay algo en la música, el ritmo, qué se yo, que me sigue haciendo mover las tabas y la azotea.
punkys, heavys, darkys, rockers, vengan de a uno que me los banco, escuchen bien…¡Aguante pump up the jam de los Technotronic!

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Memoria del Pan”

(Canto para no volver a ese lugar)

Y en la miga del pan aún saboreaban la esperanza.
La puerta, ciega, sorda, fría, del supermercado se abría hacia un infame mar de manitos sucias rasguñando algo de las inalcanzables gondolas limpias.
Y en la miga del pan aún saboreaban la esperanza.
Las bellas plazoletas de nuestras avenidas eran trenes tristes donde los Changarines bebiendo su champagne en cartòn con sushi de mortadela, esperaban bajo el cobijo de los gigantes de madera y hojas, que algún pudiente les tirara en la cara una changa para yugar medio guiso mas en el mes.
Y en la miga del pan aún saboreaban la esperanza.
Eramos tan hijos de puta que naturalizamos la miseria haciendo humor desvergonzadamente asqueroso con el infame ¿tiene pan duro?.
Y en la miga del pan aún saboreaban la esperanza.
Los arrabales con casas de naipes de chapa y cartón, en equilibrio, sostenidas por el amor de un mate lavado y unos mocos con frío, esperando que el soplido del lobo invierno no tire abajo el sueño de las familias.
Y en la miga del pan aún saboreaban la esperanza.
Seguimos viendo documentales sobre la pobreza en hermosos plasmas cual ventanas hacia las grandes urbes de nuestro país y del mundo, barriendo debajo de la alfombra nuestras miserias cobardes que no quieren mirar a los ojos a la memoria vecina.
Y en la miga del pan aún saboreaban la esperanza.
Dame la mano, Hija, toma este trozo de miga y recuerda lo que papi te cuenta, esto también fue tu Pueblo y te prometo por esos rulos que se enredan en el dulce de leche, que no dejaré que el olvido y la decidía vuelva otra vez a Esquel, y en el ricor del Pan diario, siempre recuerda, mi amor, que en la miga del pan aún saboreamos la esperanza de la dignidad.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar