“Don Ulises Barbosa”

(Leyenda patagonica)

En la ruta que va de Trevelin hacia Aldea Escolar, a mitad de camino existe un desvío. Es una huella humilde secundada por pastos bajos y retamas elegantes.
Enseguida, uno se topa con una tranquera petisa, hecha de esperanzas de grillos y anhelos de bichos bolita. Cuando uno la abre, las liebres danzan una clásica zamba, mientras señalan el camino que desemboca en la casa Don Ulises Barbosa.
Al llegar al lugar, hay que sacarse los zapatos y sentarse a tomar un té de rosa mosqueta en una silla de juncos jubilados, junto a Don Ulises.
Según cuentan las viejas crónicas de los exploradores patagonicos, Barbosa podía sentarse en la tierra y respirar entre las nubes.
Yo mismo llegué hasta ese lugar, no puedo asegurar que vi a Don Ulises Barbosa tan grande como las leyendas lo describen. No vi ningún gigante en aquel paraje. Pero si puedo asegurar una cosa, en su barba posaba un cóndor que dormitaba y esa barba condensaba un rocío que sólo las nubes saben esbozar.
En la ruta que va de Trevelin hacia Aldea Escolar, a mitad de camino existe un desvío. Es una huella humilde secundada por pastos bajos y retamas elegantes.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Piedra libre”


Sopla el viento del Sur en el patio de la memoria.
Por el agujero de la cerradura de todas las veces que nos dijeron “pido gancho” en el juego de todas las escondidas durante la niñez, florecen dos esquinas, tres atrás del armario y media debajo de la cama que gritan en coro mudo y multicolor.
Dicen, mientras cabalgan el viento, “piedra libre para mi” y ahí nomas comienzan a corretear los fantasmas de los viejos juegos que antaño sembraron de imaginación las parcelas de estas palabras.
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, el que no se escondió se embromó.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Cronopardología 2000 – 2011”


El Artista Javier Pardo nos visitó en Radio Nacional Esquel, quien realiza una muestra en el Centro Cultural Melipal denominado “Cronopardología 2000 – 2011” surfeando en la iconografía cristiana con aires psicodélicos. Increíble e impactante obra que también se refleja en el libro de su autoría “Contemplando los misterios del rosario – iconos contemporáneos”
Gracias, Paula González por acompañarnos!

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“El sueño que soñaba los sueños que lo sueñan”


Soñaba Calaverita,
con una fabrica ideitas sin candado ni bozal
Soñaba Calaverita,
con el vuelo del gorrión sin fronteras
Soñaba Calaverita,
con racimos de sonrisas, ironías y picardías
Soñaba Calaverita,
colmillos que muerden cuellos y cortan corpiños
Soñaba Calaverita,
rostro y rodillas embarrados de baldíos, charcos y potreros
Soñaba Calaverita,
no olvidar la sabiduría de la ternura
Soñaba Calaverita,
la desnudez feliz que ahuyenta cruces, sotanas y prejuicios
Soñaba Calaverita,
que las palabritas educan sobre la pena, la risa y el amor
Soñaba Calaverita,
con la vida despeinada y no vengan los peines a ordenarla
Sueña Calavera,
que aquí te espera un Calaverita más panzón
Sueña Calavera,
más mañoso y chicato
Sueña Calavera.
que no deja de soñarte
Sueña Calavera,
soñando soñarnos que fabricamos sueños que ensueñan.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“3° Feria de la Producción de la Agricultura Familiar en Gualjaina, Chubut”


Gracias gigantescas a la organización de la “3° Feria de la Producción de la Agricultura Familiar en Gualjaina, Chubut” por convocarnos nuevamente a cubrir con Radio Nacional Esquel tan importante encuentro y, como me gusta llamarlo, fiesta de la producción en la Meseta central del Chubut (mi lugar en el mundo).
Gracias al Intendente de Gualjaina, Marcelo Limarieri, a Mario Reguiló de la Mesa de Desarrollo y Agricultura Familiar, Ana Lía Boletti Productora y Organizadora y, entre otros a Lucas Miguel Alvar, Fabiana Lefimi, a Momi Pugh por su fortaleza y presencia y muchos mas de esa hermosa y pujante localidad de Gualjaina por recibirnos tan, pero tan bien haciéndonos sentir como en nuestras casas.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Miguel Tauszig”


En el mes de abril en el Centro Cultural Melipal, el prestigioso investigador y Docente Miguel Tauszig brindó una charla sobre medios de comunicación y opinión pública. Minutos antes de la misma se acercó a Radio Nacional Esquel para conversar con nosotros.

2° Parte: https://youtu.be/b8DGPTrWcp4

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“El Malambo que se fue de mambo” F.A.L.O.

(Leyenda Patagónica)

Según rezan las viejas historias esgrimidas por los Urólogos Comunistas de Chubut, la leyenda indica que dos paisanos oriundos de la zona cordillerana de la provincia, se cree que del pueblo de Esquel, conocidos como Marcos Alejo​ y Calaverita Mateos habían fundado el grupo de danzas folclóricas Folclore Argentino Ligeramente Originario (F.A.L.O.), nombre complejo a la hora de generar convocatoria para quienes desearan aprender a bailar danzas típicas de nuestra tradición, sobre todo por el eslogan con el cual promovían sus actividades:

“Confía en el F.A.L.O. siempre firme y apoyando”

Luego de ser rechazados por institutos de danzas privados, escuelas públicas de tradición folclórica e incluso del mismo pueblo que los vio crecer, Calaverita y Marcos decidieron vengarse y se reclutaron durante cinco años, día y noche, en el Bar el 99 donde diseñaron una danza basada en el zapateo hijo del malambo, estilo zigzagueante siguiendo una imaginaria cinta de Moebius a la vez que se revolea en modo de hélice de helicóptero por sobre la cabeza, un pañuelo tejido con bigotes de piche tuerto.
Aprovechando uno de los cumpleaños de Esquel, precisamente en el desfile de las colectividades sobre la avenida principal, ambos danzarines del malambo vanguardista del F.A.L.O. decidieron irrumpir ante la tropa militar que desfilaba en el frente y comenzaron a zapatear misteriosamente ante los ojos sorprendidos de funcionarios y público en general, a la vez que comenzaron a revolear sus pañuelos, con la mala suerte que justo un chiflete de viento que bajó desde la Buitrera y se coló por la avenida, envalentonó a los pañuelos que comenzaron a girar a una velocidad más rápida que lo previsto por los malambeadores del F.A.L.O. que en lugar de aflojar a la danza, continuaron la coreografía basada en Moebius, mientras los asistentes comenzaron a observar que los pies de Marcos y Calaverita comenzaban a despegarse del suelo primero, para empezar a sobrevolar la cabeza de los militares y familias que no podían creer lo que observaban. El viento vigoroso no mermó su soplido sobre los pañuelos, mientras los integrantes del F.A.L.O. se iban haciendo cada vez más chiquitos en dirección al cerro hasta desaparecer por detrás del Cerro 21 para no volver a verlos nunca mas por estos pagos.
Si bien no hay filmaciones de aquella extraña danza y misteriosa desaparición, se conserva una vieja foto blanco y negro donde se puede ver a los fundadores de la danza del malambo que se fue de mambo. Precisamente, en ese mismo emplazamiento, autoridades municipales descubrieron una placa con el nombre de Marcos Alejo y Calaverita Mateos que los recuerda como:

“Siempre te recordamos F.A.L.O. firme junto al pueblo”

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar