“A pesar de mis cabronitudes”

Hay días, como aquel domingo, que se levantan con el pie izquierdo y nos pintan en la cara con acuarela vencidas un culo de Botero. Son las garras de la providencial cabronitud que no toma licencia ni se adhiere a los feriados de los calendarios pedorrianos.
Asoma la nariz de la mufa y no hace mas que estornudar ceños fruncidos que le echan el fardo a cuanto ñato pisa la vereda de nuestra escueta existencia. Hay días, como aquel domingo, que la mala racha nos da la mano y nos muerde el codo.
Apostamos los últimos patacones a todos los números en la quiniela y para colmo sale la letra U. El sol baja su perilla hasta piloto y las goteras de los fracasos no paran de salpicar vergüenzas en la frente marchita. Hay días, como aquel domingo, en los cuales Mormones y Testículos de Jehovà hacen fila india en la puerta de mi casa para tocar timbre y ofrecerme el último descuento con boleto para dos, sin estadía paga, al paraíso.
Se hierve el agua para el mate, la Cooperativa avisa suspensión de la luz, el gas se corta y me encuentra con la cabeza hecha un cordero de shampoo y las bolas envueltas en espuma. Hay domingos, como aquel, que me hago el Messi y le doy un derechazo descalzo a la pata de la cama con el dedo chiquito del pie.
Sin embargo, entre tantos golazos en contra y una cancha cuesta arriba, aun me queda mi bunker privado, cuarto en soledad, un mate amargo, libros que rascan la espalda de la imaginación, una radio tosiendo niebla y sol al son de una canción de Mariano Godoy y una lapicera que aun carga algunas gotas de tinta negra y ahí, a pesar de mis cabronitudes, mis soledades conviven armónicamente.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

🇦🇷✌🏿Levita Ponéon🎙✌🏿🇦🇷

(El rap de Eva Perón)

Ey, Sista,
si sentís que te molesta el patrón
cuando tu derecho de Mujer es mínimo
desempolvá el estatuto del rural peón
pelá sin miedo el sufragio femenino

Mujer empoderada, no pidas perdón
acordate de Ella, lEVita y Poné On

Ey, antiqueen,
abanderada de los humildes y obreros
si sentís cerca fulero olor a caca
levanta la mano y hacé la V con los dedos
sabemos que es el aliento oligarca

Mujer empoderada, no pidas perdón
acordate de Ella, lEvita y Poné On

Ey, femilista,
actriz, locutora, política, luchona y libre
las calles son un mar de ellas a tu lado
les chupa un ovario quien las discrimine
saben bien que se cae el patriarcado

Mujer empoderada, no pidas perdón
acordate de Ella, lEvita y Poné On

  • Fin –

Ilustración del genial cumpa y bro Costhanzo

«Trueno y Wosito»

Qué suerte tienen las y los adolescentes, las y los jovenes de contar con Artistas tan potentes como Trueno y Wos que le cantan sus alegrías, amores, frustraciones, sueños y rebeldías…y este tema que no para de rotar en mi fucking «pleilis» que cantan Wosito y Trueno juntos en el nuevo disco «Atrevido» salen a patear el tablero y despliegan una serie de frases que son para enmarcar…grosos poetas urbanos.

* «…Ganamo’ un par de copa’ y ahora hicimo’ nuestra liga
Rezan pa’ que erremo’ pero sobra puntería
Y si queremo’ equivocarno’ estamo’ a tiempo todavía…»

* «…Así es la vida, solo encuentra el que camina
Y si la quedo en la mitad va a siempre con la mía
No curto con los lídere’, títere’ del interé’
Por eso ahí me ve’, voy jugado de cabeza a pies…»

* «…Esos que nunca nos tendieron una mano
Nos tiran sobras y piden que agradezcamo’, vamo’
¿Por qué se hacen los honesto’ si la torta que tienen la hacen a costa del resto?
Te exigen paz, mientras vienen a pisarte
Y la gorra corrupta nunca duda en dispararte
Hay autores de la calle que llegan a todas parte’
Convertimos la esquina en una galería de arte…»

* «…Llegamo’ con los wacho’ con la ropa hecha m*erda
Pero cuando escribimo’ los político’ tiemblan
Si Diego pone el centro, Batistuta mete el gol
Te guste o no te guste somo’ el nuevo rock and roll, niño…»

“El pastito con frío en la helada de mi patio”

Hace días que el manchoncito verde en el patio de casa resiste al abrazo frío de la nieve, no le tiene miedo a la helada que le aplasta el lomo hasta hacerle tiritar los dientes de semilla, hay otros pastos, arboles, plantas diversas en este patio, pero quien sabe que ruleta de la vida ha hecho que ese, particularmente ese pastito llame mi atención.
Tomé dos amargos, salí al patio, cacé la pala y empecé a abrir camino entre la puerta de entrada y el galponcito del fondo, mientras gorriones, siete colores, chingolos, zorzales, se alborotan alrededor pensando que les voy a tirar migas de pan, como de costumbre, pero pierden la algarabía ante el tronar de la pala contra el hielo.
De repente, siento como que observan de atrás, no hay nadie, sólo el omnipresente silencio del invierno ante el descanso de la pala, lo único que me despierta interés es, curiosa mente, el cachito de pasto que hacía un rato miraba desde la ventana. Dejo la pala contra la pared, camino pisando escarcha, llego hasta el lugar, me agacho, respiro y el vapor de mi nariz fabrica fantasmas alrededor del pastito, que tiene dos filamentos largos que parecen antenas, o tal vez son antenas que usó para contactarse de algún misterioso modo conmigo. Vuelvo a seguir paleando huellitia en el patio.
Mañana tengo que ir a trabajar, no creo que ni a mis compañeras ni compañeros de laburo, ni a mi familia les diga que en la mañana fría de este domingo por vez primera en mi vida, tuve la sensación, casi la convicción, que pude hablar con la Ñuke Mapu y ese cachito de pasto en el patio helado de casa, su embajador ante un simple hombre en algún rincón de la Patagonia.

🚣‍♀️La esquina de Nancy Pozos🚣‍♀️

🏊‍♀️Homenaje a la trayectoria en Esquel 🏊‍♀️
.
Al fin, luego de tantos años de labor como Periodista, destapando noticias, vertiendo información con un caudal de fuentes informantes, pero haciendo aguas en otros temas, es que en un acto de justicia, A pedido de la Asociación de Fabricantes de Amortiguadores y del gremio de Gondoleros de Venecia con residencia en nuestra ciudad, es que Esquel declara la tradicional esquina de avenida Yrigoyen y Alvear, «La esquina de Nancy Pozos»🚣‍♀️

“Devolver la luna”

Te pido disculpas, Princesa de escote en orsai; esta mañana cuando cacareaba Mozarts afónicos un gallo con la cresta a media asta, llegué cansado de andar galaxiando el oscuro cosmos hasta enguachar la Luna para bajarla en señal de amor, pero al descender a la orilla del mar me di cuenta que sin Luna las olas habían dejado de respirar y sus besos y despedidas a las arenas eran un recuerdo en el rumor de los caracoles tristes.
Seguramente me olvidaras ante el incumplimiento de tu deseo, es que he dejado rengo a los besos y poemas de los amantes que firmaban promesas de eternos abrazos bajo el amparo de la Luna como testigo.
Por hoy, la Luna comparte mi almohada y mi sábana, por hoy, la Luna compartirá el pan y mi vino, por hoy, le rascaré la espalda oscura a la Luna para que duerma en paz y hoy, cuando el sol se vaya a apolillar, cargaré en mis brazos a la Luna y montado en un diablito de ventisca y arena, ascenderé al toldo del planeta y dejaré en merecida libertad a la elegante Luna para que las olas vuelvan a hamacarse y los labios y manos de los amantes se entreveren nuevamente ante su pálida custodia.
Te pido disculpas, Princesa de escote en orsai, no quiero ser el verdugo de la poesía.