“El mundo ya ha decidido tu vida por vos”

(El pensamiento único y el fin de la historia…¿Otra vez sopa?)

Más allá de no estar afiliado a ningún partido político, claro está que desde que comencé a votar siempre supe hacia donde no iban mis votos y también, claro está, donde iban, van e irán durante el resto de mi vida mis votos y acciones cotidianas, para ser más claros a los espacios políticos que, claramente se opongan a los procesos de globalización, entendida esta como una “mátrix” emergente desde los poderes centrales que se lleva puesto y fagocita inescrupulosamente naciones, culturas, cosmogonías, etc con el único hambre de saciar su hambre de acumulación de riqueza para alimentar, cual circulo vicioso, la misma maquinaria que se repite una y otra vez desde hace siglos y cuyo punto insignia de la historia quizás fue simbólicamente (y empíricamente) la conquista de América.
Ilustro lo antes dicho renglón arriba con un solo y penoso claro ejemplo, antes de la llegada de los conquistadores en nuestro continente latían miles de lenguas distintas, cada una de ellas era una manera de verse e interpretar el universo y el ser desde una particular cosmogonía. En la actualidad más de la mitad de estas lenguas han fenecido por la voracidad de los procesos de “desculturización” que llevan adelante las directrices de los poderes fácticos donde las grandes mayorías no tienen poder de decisión ni de debate de las políticas económicas, entre otras, que estructuran sus propias vidas. En gran parte, las herramientas más sofisticadas (creo que ya de sofisticadas nada tienen), son en la actualidad los grandes medios de comunicación cuyos propietarios son los mismos que sostienen las riendas de la aplanadora globalizante del mundo con la ayuda de sirvientes en los países tanto “desarrollados” como en los emergentes, creando realidades, deseos, necesidades, percepciones a través de la materia prima información con el “agregado de valor” de una construcción paralela que fortalece un objetivo claro que es el de reproducir incansablemente estigmas, relatos, nuevas supersticiones, que diagraman las articulaciones simbólicas acogotando en muchos casos el libre flujo de la actividad libre de autodeterminación del pensamiento, para luego volcar esta mirada del mundo del ser inmediato y mediato hacia las acciones de la cotidianidad, por ejemplo el voto.
Mientras usted se duerme apoyando la cabeza en el teclado de aburrimiento seguramente se pregunta el motivo de tan extensa introducción. Pues bien permítame contarle.
Durante el momento más violento del neoliberalismo en América Latina, fines de los 90 y primeros dos años del siglo XXI las economías de los países habían sido saqueadas brutalmente, mientras la mayoría del pueblo trabajador y la clase media se preguntaba en las calles cómo habían llegado a ese punto. Pues bien, eran pocos los focos, por ejemplo las universidades públicas, organizaciones sociales, espacios culturales alternativos y en parte de las Artes se exponía el poder de los medios de comunicación desviando, tergiversando, quebrando la realidad en dos, una de carne y hueso y otra surgida de los cables, papeles y antenas, pero fue en vano, ganaron como siempre los mismos y Argentina en el 2001/2002 tocó fondo.
Recuerdo vivamente en esos foros universitarios y espacios ante dichos, como discutíamos y refutábamos a los adalides de la globalización, sus voceros, como Fukuyama que anunciaba el fin de la historia y de las ideologías, cual remake de la conquista y saqueo de las lenguas precolombinas, intentando borrar la diversidad y pluralismo de pensamientos. El pensamiento único era y es voraz, tiene un apetito insaciable y son los pueblos, las mayorías quienes están en sus platos.
Pensé que semejante debacle económica y cultural de aquellos años nos había educado en cierta manera y quienes alcanzaron a ocupar puestos políticos, económicos, etc de trascendencia venían con ese backup asimilado y con anticuerpos para no repetirlo nuevamente, pero ayer viví un momento que me dejó perplejo, como en una pausa del tiempo que se asemejaba a una visión onírica, algo que realmente no estaba ocurriendo, pero si, de hecho lo estaba sucediendo. En el coloquio de Idea escucho al Presidente de Argentina decir, sin titubear y entusiasmado, palabras más o palabras menos “…el mundo ya ha decidido el rumbo, sólo tenemos pocos matices e ir en esa dirección…”. Es extraño, los datos duros, objetivos de cualquier universidad, consultora, ong del mundo coinciden en que el mundo es cada vez más desigual, violento e inequitativo en el reparto de las riquezas, ya que cada vez la riqueza se concentra en menos manos y la pobreza aumenta proporcionalmente en la mayoría de las familias, entonces ¿Eso ha decidido el mundo por vos? ¿Eso lo aceptas sin pestañear? ¿Eso no tiene solución?.
Recordé, inmediatamente, esas técnicas comunicacionales de los grandes medios de comunicación esgrimiendo “La gente ha decidido…la gente dice….la gente piensa” colocando sus propios intereses en la piel de un término, Gente, para hacer creer que las mayorías ya han decidido, han optado previamente lo que el comunicador ya da por sentado, exiliando forzosamente otras posibles interpretaciones, miradas, ideologías, que existen concretamente, pero que no poseen el altavoz de los “altavoces dominantes” por lo tanto tienden este tipo de comunicaciones a debilitar, erosionar y llevar hasta el fenecimiento mismo la diversidad y el pluralismo de opiniones.
La historia nos va a interpelar en el futuro ya que la memoria colectiva siempre vuelve, sin medios de comunicación mediante, a pasarnos la factura. Entre tus amigos, entre tus familiares, entre tus queridos atorrantes del viejo barrio y los actuales de la esquina, en tu trabajo o simplemente mirando a los ojos de tus hijos, ¿Sos capaz de educarlo diciéndole que ya no hay nada para hacer? ¿Que el mundo ha decidido por nosotros, por él?, ¿Que sólo se dedique a esperar sentado en la lotería de los poderes centrales cuál es el cuadrado en el cartón de la existencia que decidirán otorgarle?, o vibrarás de vida al seguir discutiendo, creando, inventando, rebelándote, fluyendo de existencia individual, colectiva para mirar a tus amigos, a tus queridos atorrantes del barrio y, principalmente a tus hijos, para decirles a los ojos, cara a cara, con la emoción de los que mantienen el fuego del corazón que aun crees en la diversidad, en la libertad del pensamiento, en la autodeterminación de tu cuerpo, de tu pensamiento y en el pensamiento colectivo de las comunidades que laten de amor por camino de los sueños hacia un mundo más justo, más igualitario, más equitativo, más pacífico.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Memorias y fotografías de un caballero segoviano…”


En el marco del XII Congreso de Historia Social y Político de la Patagonia Argentino-Chilena, Pablo Lo Presti desarrolló su exposición denominada Memorias y fotografías de un caballero segoviano en la Patagonia. Angel Custodio Fernández de Cabrero 1875 – 1947; precisamente sobre el mismo conversó en Balada para un Loco por Radio Nacional Esquel.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Psicoanálisis Yoyoiano”

(Dedicado, en su día, a los Psicólogos y de paso a los Psicoanalistas)

Anoche llegué tarde a casa y cuando intenté ingresar, me di cuenta que la puerta estaba cerrada por dentro, me asomé por la ventana y comprendí.
En la mesa de la cocina estaban mi Yo, mi Super Yo, mi Ello y mi Qué se Yo jugando al truco, riendo y bebiendo whisky.
Les golpeé la ventana y les hice un gesto de disgusto, como diciendo que se les había ido la mano, pero me miraron entre socarrones y superados. Les exigí que me explicaran el motivo de tal actitud y mi Yo dijo:

– “Nos enteramos que querés abandonar tu terapia con el décimo quinto psicoanalista”;

el Super Yo continuó:

– “No era momento para dejarnos sin esa asistencia psicológica”;

el Ello agregó:

– “Siempre venimos bien laburando todos juntos y vos la cagas”

Finalizó el Qué se Yo:

– “Má si, no es tan grave, entrá nomá”, y me abrió la puerta.

Todos estaban medios beodos así que les dije que salieran un rato afuera a despejarse. Cuando ya estaban en el jardín, cerré la puerta, los dejé afuera y llamé a mi psicoanalista inmediatamente, le dije que mis Yo, Super Yo, Ello y Qué se Yo se me habían retobado y casi tengo que pernoctar afuera. Se que está usted muy cansado y agotado de tanto trabajo, acuéstese, descanse y venga en mi primer turno, dijo mi psicoanalista.
Y que hago con ellos, le pregunté. Querido, querido, querido, no le haga caso a las ficciones de su cabeza, me contestó y colgó el teléfono.
Pensé unos segundos y fui hasta la puerta, abrí y les dije a todos que entraran, se cepillaran los dientes y se acostaran a dormir. que el día siguiente seria otro cantar.
A la mañana siguiente, temprano, bajé a la cocina y el Yo me había preparado el desayuno, el Super Yo entraba con medialunas calentitas y el diario, el Ello regaba las plantas y corría las cortinas, en cambio, el Qué se Yo dormía profundamente.
Gracias, les dije. Llamé por teléfono a mi psicoanalista y le dije que cancelaba la terapia.
Estaba totalmente reconciliado conmigo mismo.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Mujeres con chivas”

y otras historias de la meseta patagónica

Agradecido a los amigos Liliana Perez y Pablo Lo Presti incansables trabajadores e investigadores de nuestras culturas, visitaron Balada para un Loco por Radio Nacional Esquel para hablar sobre el extraordinario libro “Mujeres con chivas” de Liliana publicado por Remitentepatagonia y Memorias y fotografías de un caballero segoviano en la Patagonia. Angel Custodio Fernández de Cabrero 1875 – 1947 por Pablo Lo Presti.
Recordar que este y los libros de Remitente Patagonia puden ser adquiridos en Librería Macayo en Esquel.
Pronto video de la charla.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Colon”

(El 12 de octubre te recordamos más que la mierda)

12 de Octubre de 1492, día histórico en la humanidad, por vez primera en tres carabelas, algunos soretes aristocráticos europeos con mandato de soretes con corona, venían derechito derechito por el camino del Colon para llegar a lo que ellos creían el culo del mundo a civilizarnos más que la mierda.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“El viaje de Amil”

(Leyenda Patagónica dedicada a Humberto Prane)

Sucedió en el valle de Lagmun, al sur de los sueños, allí donde el viento amaina su galope, persiste al paso del tiempo la aldea de los Sehcupam.
Las eras han cobijado ese pueblo sin esmerilar sus costumbres, la pesca de ilusiones en el lago de Los Misterios, la cosecha de melancolías fruto del árbol de los Recuerdos y la producción del licor de la dicha hecho a base de canciones de luciérnagas.
Una noche tranquila, mientras las lechuzas enseñaban filosofía en las copas de los árboles, la pequeña Amil, hija de las nobles hechiceras de Lagmun, guiada por las estrellas peregrinas que emigran todos los años a depositar los deseos de los hombres y mujeres que no olvidan el amor, en los anillos de Saturno, decidió que era la oportunidad para volar en su fiel libélula para recorrer las páginas del cosmos, leer sus secretos, estudiar los mensajes ocultos en el corazón de los cometas y mantener el brillo de la oscuridad infinita que embellece la luz de los planetas.
Los primeros días, los Sehcupam lloraron el viaje de Amil, pero tal lo presagiaba la leyenda escrita en la corteza del primer ciprés, la soledad que su vacío había dejado en las palabras y los anhelos de los aldeanos, corrió su velo para dar lugar a la revelación que salpicó, nuevamente, de sentido, felicidad e imaginación la vida del valle de Lagmun.
Esa noche, el lado visible de la luna volteó para iluminar su lomo, aquella siempre oscura espalda del satélite, para mostrar a los Sehcupam el sentido de su existencia.
Desde el cráter más grande, brotó un arroyo cristalino de las lágrimas que no fueron en vano cayendo en cascada de brincos y saltos, mientras el cosmos le hacía cosquillas en sus burbujas, transformándose en sonrisas de grosellas y llao llaos hasta depositar, en forma de nieve, sus gotas en las montañas contiguas al valle de Lagmun.
Los Sehcupam supieron, entonces, que el lago de Los Misterios tendría cardúmenes de secretos para pescar, riego para los arboles de los recuerdos y néctar para las canciones del licor de las luciérnagas, por los siglos de los siglos, gracias al viaje de Amil.

Calaverita Mateos​ (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Simplemente…Leila”


Este oficio de obrero de las Culturas a veces me regala momentos que rozan lo sublime…no puedo ni debo agregar nada mas, sólo gracias Leila Cherro por iluminar la región con tu Arte, gracias por la visita a Balada para un Loco por Radio Nacional Esquel!!!
Imaginaba en mis delirios un show de ChamaneS con Leila Cherro y su cello eléctrico….

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar