“Vino Vida – Corniola Bianca)

(Brindando por la meseta patagónica)

Desde la comunicación, desde lo simbólico y trabajando en terreno hace años que intento aportar mi granito de arena para derribar ese arcaico paradigma que reza “en la meseta no hay nada” como sinónimo de imposibilidad de vida y desarrollo. Nada más tristemente falaz, no sólo porque allí habitaron y habitan pueblos originarios, criollos e inmigrantes que siguen regando sus identidades en constante movimiento, sino que allí hay pueblos, parajes, puestos, estancias, etc que no sólo deciden continuar ahí, sino que llega gente de todo el mundo a visitarla por diversos motivos, entre otros por la exuberante belleza única, desbordante flora y fauna, energía mística y posibilidades de desarrollos productivos sustentables.
Ejemplo de esto último es, al igual que Juan Eduardo Giacomino Cunningham con su Rincón de los Leones, Don Julio Simeoni en el establecimiento Los Tanos, pasando Paso del Sapo, donde más allá de la cantidad enorme de frutas y verduras que puede obtener del trabajo de la tierra, hace algun tiempo ya tiene su propio viñedo artesana “Vida” de uvas corniola bianca…una exquisitez que puede pelearle a cualquier vino exótico del mundo y es de acá, de la Patagonia, de Chubut, de nuestra mística y bella Meseta Patagónica.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario