«Vieja pelota de cuero»


Una pelota de cuero vieja, desteñida, agoniza en la esquina de un heroico baldío, una pared de ladrillos rasguñados por el olvido le sostiene la espalda con tajos y gajos descocidos.Por la vereda, un grupo de niños camina hacia la escuela, hablan de la retirada de Riquelme de Boca y el último juego de fútbol de la playstation, uno de ellos, el más callado, mira la pelota e ingresa al baldío, mueve, cual Maradona de Fiorito, el esférico y acomoda un pelotazo con chanfle que esquiva un árbol y cae en la izquierda de otro de los niños en la vereda, sonríe, mira a su amigo y le devuelve la pared de rabona y la pelota cae nuevamente en el estomago del baldío, cerca de donde estaba anteriormente.Por unos minutos, aquella vieja pelota volvió a soñar con un patio de escuela, dos mochilas haciendo de arco y rodillas llenas de tierra fabricando sonrisas de guardapolvo blanco.Ese momento, tal vez, fue arte, pero la ciudad sigue su curso.


– Fin –


Calaverita Mateos (Esquel)

www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario