“Vida de manchas y puertas locas”

downloaded from 013a.com


Con temperas y acuarelas con diente de leche, tiraba con las manos manchas en las paredes. Manchas que eran puertas de otros mundos detrás de mundos,
que albergaban seres gigantes y duendes con aroma a yerba mate.
Luego, aparecieron las manchitas en las hojas blancas. Libros, le llamaban los padres, garabatos locos, portales de universos varios, monigotes de tinta, letras traviesas.
Llaves de monstruos lindos y feos.
Manchas y firuletes, tintas y papeles, penas, miedos, risas.
Universos nuevos que no paran de multiplicarse.
Hoy, panza con ego y personalidad propia, mañas de viejo choto, de repente un funcionario, con cara de culo, que no sabe mancharse y sólo conoce puertas rectangulares, verticales, me preguntó con ceños fruncidos:

– ¿Actividad, profesión, oficio?

Entonces, más rápido que la lengua del sapo que captura al saltamontes en la planta,
le contesté, sin despeinarme la cresta:

– fabrico manchas, puertas en el agua y ventanas en las estrellas.

El señor me miró por arriba de sus lentes. Debajo de su escritorio se tiró un pedo un duende chueco. Detrás del tintero, sonrió un monstruo verde y peludo.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario