“Rio de lágrimas”


Río Chubut, transparente te llamaron los ancestros
tus aguas, deshielo de injusticias lejanas
frío de violencias presentes
agüita clara habla, por favor
que en tu cauce de verdad
nada la historia de los nadies
los callados por la historia oficial
que hoy cuidan tu tierra, tu transparencia
nuestro futuro
río Chubut, río de lagrimas, señala a los muertes
que se lo llevaron
quiero respirar en tus orillas como
mis hijos te beberán mañana
y desde tu superficie, cielo espejo en movimiento
nos mirarán sus ojos de ternura, lucha y libertad
río Chubut, tejido de hielo y penas
que serpentea esta tierra
como aquellos, te nombro transparente
con su permiso y el tuyo, hoy te llamo también,
Santiago Maldonado….

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Poema hereje popular”


En el cielo las estrellas
en el campo las espinas
y en el centro de mi pecho…

un montón de vello masculino,
algún que otro lunar, piel,
un poco más adentro carne,
venas que transportan sangre
de aquí para allá,

también un coso que le dicen corazón
que late y late sin cesar
para que el ciclo continúe su laburo
y que los demás órganos puedan funcionar,
como el Flaco con raya al medio
que anoche tuvo dialogo erótico con Doña Onírica
y sin mi consentimiento se irguió
en sensual y solitario llamado,
en vano, en una cama de medio uso;

y también sangre que sube loca y urgente
a las seis de la mañana hasta la azotea
para que, en pleno ejercicio del humilde intelecto
comprenda que ese ruido molesto
es el despertador de mierda
que indica debo levantarme,
cepillarme los dientes, lavarme la cara,
preparar unos mates, sintonizar la radio,
comenzar a ver cuales serán las tareas laborales

y pensar quien fue el hijo de puta
que inventó semejante poema feo,
bizarro, surrealista
y qué carajo me lleva a mi, como un pelotudo,
a las seis de la mañana
a arrancar un día escribiendo…

En el cielo las estrellas
en el campo las espinas
y en el centro de mi pecho
dudas, amores, penas y efímeras alegrías.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Que ganas, mi Amor”


Qué ganas, mi Amor…
de enroscar mis payasadas en el cuello de tus dudas,
qué ganas, mi Amor…
brincar desde el trampolín de los me importa ocho cuartos,
qué ganas, mi Amor…
de caer suavemente en una pileta de caramelos de goma de colores
qué ganas, mi Amor…
y acompañado por un coro de perdices risueñas y caballitos de mar astronautas
qué ganas, mi Amor…
cantar a dúo con un hipopótamo arquitecto, sabio, visco y pelado,
qué ganas, mi Amor…
de escribirte un tierno, tímido, juguetón, valiente y bullanguero poema
qué ganas, mi Amor…
de pedirle a Tim Burton ser nuestro padre de boda
qué ganas, mi Amor…
de casarme en Júpiter con Vos.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

¿Dónde está Santiago Maldonado?


Los ayeres con diente de leche en brazo de tus padres
¿Dónde están?
los baldíos y esquinas, mundos de piberío de barrio
¿Dónde están?
tus primeros guardapolvos empolvados de tizas de colores
¿Dónde están?
los primeros besos y poemas de amor
¿Dónde están?
las carcajadas liberadoras y las lágrimas que te maduraron
¿Dónde están?
aquellas primeros libros, aquellas primeras canciones
¿Dónde están?
las semillas de justicia y sueños de un mundo mejor
¿Dónde están?
los dedos pulgares haciendo señas de mochilero
¿Dónde están?
las rutas de la Patagonia dibujadas en tus suelas
¿Dónde están?
neneos, el coirón, las tierra y el agua tatuados en tu memoria
¿Dónde están?
la nieve, el sol quebrando la helada que fortaleció tu corazón
¿Dónde están?
lunas de la meseta que anidaron en tu pupilas de amor y paz
¿Dónde están?
El futuro de igualdad que trabajaste para los por venir
¿Dónde están?
Los Santiagos que fuiste y los Santiagos que serás
¿Dónde están?

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“El mal donado”


Las noches verdes oscuras de ayer, al parecer, se han cepillado los colmillos tras su sediento letargo y han masticado neneos, río, piedra e historia.

Otra vez nos han donado un mal, Maldonado…

Es una incógnita, no tiene entidad, no está, ladraba con cruel cinismo en los bigotes aquel donador de males y hoy, los ecos de su rabia, parecen regresar en jaurías de odio sin bozal

Otra vez nos han donado un mal, Maldonado…

Demasiada pena derramada, muchos sueños cortados de raíz, tantas alas cortadas por los cuervos sin alma no deben volver a sobrevolar voraces sobre nuestros derechos germinando

Otra vez nos han donado un mal, Maldonado…

De prepo y a los golpes nos donaron sus males y envalentonados quieren donarnos de nuevo su mal, pero el amor, la verdad y la justicia de los Pueblos que luchan por la paz…

¡¡¡ exigen tu vuelta y con vida, Santiago Maldonado !!!

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Trazos del destino”


La mano de la Mano
a veces trabaja,
otras juega.

Traza las lineas de un sueño.

Las distantes paralelas,
pretensión de unión,
anhelan curvas y riesgos.

Sueña las lineas de un trazo.

El tiempo no amanece
cuando los planos vociferan
las formas, los planos.

Me imaginan las lineas
dibujando las formas que fui,
que soy, siendo ser.

Destino de trazar,
nosotros,
los trazados.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Donde el barro se subleva”

– Dedicado al pueblo de Comodoro Rivadavia –

Llora el Chenque sus tristezas de chocolate amargo
como lava fría por las calles
barriendo techos de chapa, esperanzas obreras
escupe furiosa la mar su furia de chocolate amargo
sobre los ladrillos amasados por los sueños de trabajo
se subleva el barro a mordiendo anhelos,

Pero allí

donde la negra leche de la tierra
vio nacer las manos laburantes que la parieron
canta el Comodoro su angustia
y es el Chubut aguerrido y bravo
desde las montañas plateadas en su sien
por la meseta mística solitaria e infinita
hasta la sábana azul donde navega la Orca
donde los brazos patagónicos
entrelazan amor por el otro
que soy yo, ellos, nosotros
para lavarle la cara al pueblo golpeado
irguiendo su horizonte nuevamente
sin rencor a la Mapu, más si respeto

y en los mañanas venideros

el mar les volverá a brindar alimentos
las calles serán calles, no ríos sin bozal
y el Chenque descansará de su tristeza
cobijando al Pueblo obrero de Comodoro Rivadavia

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Siendo soy ser”


soy piedra que rueda, aire que va, agua que pasa y pasa.
Soy pesadilla del horizonte sin horizontes
soy el eco del charquito de una calle de tierra
soy la risa de un viejo payaso que llora
soy el viejo rumor de un tango de Gardel
soy el sudor de una cumbia burlona y saltarina
Soy una gambeta loca que esquivó los candados
Soy el estornudo de los amores pasados
soy el silbido de las pasiones que palpitan
soy la melancolía de un futuro desengaño
soy un mimo de un abuelo que ama a su nieto
soy la ola que fenece al borde de la playa
soy la burbuja que explota en libertad
soy el fracaso que empapa de sabiduría
soy nariz grande como todas las mentiras que la habitan
soy verdad en el tic tac de un reloj a cuerdas
soy el secreto en el viento de la meseta patagonica
soy la sombra de una sombra de un poeta
soy el silencio que cuenta el Todo
soy el murmullo de una aljaba que resiste en la roca
soy quien quise ser y quien no podré
soy la alegría que anda de la mano con la tristeza
soy el semen que se multiplica como la arena
soy el polvo que no hizo ni cosquillas en la entrepierna
soy el odio de una pelota que pegó en el travezaño
soy el verso que aún no se escribió
soy el que tiró la tiza desde el fondo del aula
soy la mala palabra que irritó a la sotana
soy el verbo que que deja huellas de alpargata
soy piedra que rueda, aire que va, agua que pasa y pasa.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Soy Otoño”


Soy Otoño
ya que en las hojas secas que se me van, se emancipan los amores que no llegaron al primer beso
Soy Otoño
si ves en el amarillo de mi follaje que quiere imitar la luz de luces del dorado Sol
Soy Otoño
para recordarle a los mortales que Newnton jugó, pensó y nos convidó la gravedad
Soy Otoño
para ser la sonrisa de un niño saltando en el colchón de las hojas que lo sostienen en el brinco alegre
Soy Otoño
por los trazos del pintor que dibuja los marrones y amarillos, que esconden la tristeza de esa mujer que se fue
Soy Otoño
para darle vacaciones al verano que trabajó mucho en el Amor
Soy Otoño
dándole la bienvenida a la nieve y la escarcha que,en la noche del hogar, nos encontrará con un vino junto al fuego
Soy Otoño
cuando los Poetas tienen permiso para dejar que las hojas de sus poemas se desprendan de los libros para ser libres

* Inspirado en el dibujo de Troche

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“La mala de los bares”


Ella parece mala, pero no…
ella llora en los bares, sola
ella parece mala en los bares donde sufre

Ella quisiera
ahogar sus lagrimas en las islas Baleares,

Novios y amantes han gambeteado su tristeza
sin detenerse a leer
los signos que paren las penas.

Ella parece mala, pero no…
ella llora en los bares, sola
ella parece mala en los bares donde sufre.

Corazón de grosella, le dije al abrazarla
vamos a equilibrar nuestras almas

Ella parecía mala, pero no…
ella lloraba en los bares, sola
ella parecía mala en los bares donde sufría,

pero no.

sólo hacia malabares con su vida.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar