“Muerte querida”


Muerte querida, cántame tus tonadas desde la orilla del olvidado río de la poesía, allí donde no alcanzan a aferrarse las barrancas las solitarias tristezas que la corriente agota en el horizonte.
Muerte querida, no me frunzas el ceño de tu rostro, tengo algunos porotos más para apostar en esta chiflada partida de truco.
Muerte querida, siéntate con nosotros al alba, tomaremos mate con yerba de ayeres y anímate a sentir antes de llevarnos, sólo por una vez, Muerte querida, como el sol nos acaricia la comisura de los ojos, mientras la escarcha de los tiempos va deshojando gota a gota los pétalos de la existencia.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Anatomía dominguística de un viejo choto”


Me sopla la nuca el aliento de la resaca de un Cabernet y las finas hierbas.
La almohada respira un perfume que ya no está y la cama tiene varias leguas entre mis huesos y el borde.
Cepillada de dientes de colmillos gastados de hincar cuellos ajenos.
Expulsión de legañas que juntan sedimentos de amores perdidos en sueños de noches de Princesas caprichosas.
Pantuflas con poco esmero en despegar del suelo al caminar.
Una radio difónica dispara tangos de arrabales lejanos. El mate me convida amargos de buena alcurnia.
Lustro anzuelos y cañas que la tarde y los ríos me agradecerán, no así los peces.
Mala manera de empezar un domingo si queres crear fama de Brad Pit en peluquerías de señoras que leen revistas de chimentos, por no llorrar.
Pero es así en mi barrio.
Nos juntamos en las esquinas a firmar el acta fundacional del Club de Los Viejos Chotos Argentina Vida Club.
Pero no piense, Señor Escribano, que renegamos de estas tareas, sino más bien le digo, mientras me acomodo las bolas debajo del pijama, que es una identidad muy bien definida y que a veces, en algún desliz, se nos cae un poema que justifica la Anatomía Dominguistica de un Viejo Choto.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Descalzo de realidades”


A veces, la Realidad con mayúscula tiene la dureza y acartonamiento de un zapato de cuero rígido y viejo, por eso de vez en cuando descalzo mis dudas e inquietudes para salir a caminar con los pies sobre las nubes, en busca de realidades múltiples con minúscula.

* Dibujo del Maestro Marcos Severi

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

«Mi primera Internet»


Obviaremos en esta ocasión cuestiones acerca de la veracidad o fuentes utilizadas en las notas de la revista “Muy Interesante”.
Aunque hace años que no leo una, entre los 9 y los 12 años de edad, cuando ahorraba semanalmente para comprar mis revistas favoritas o me las traía mi Viejo o mi Abuelo, puedo asegurarles que, desde la portada hasta la última letra de la revista, más las imágenes e infografias, provocaban en mi novata imaginación la sorpresa intelectual que me llevé la primera vez que supe acceder al vasto y casi infinito mundo de sorpresas de Internet.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“11 de septiembre, día del Masdesto”


A las Masdestas
de las cuales nos enamoramos en la escuela.
A los Masdestos
que nos perdonaban algunas travesuras.
A los Masdestos
que brindan el camino de las ciencias y las artes.
A los Masdestos
que contuvieron alguna penita nuestra.
A los Masdestos
que en tiempo de crisis, fueron también cocineros, psicólogos, padres y madres.
A las Masdestas y Masdestos
que diariamente hacen del oficio de la educación, su vida.
Por todo esto y mucho mas, que sigan habiendo Más de Estos…

11 de Septiembre
Feliz día del Masdesto!!!!

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

«El lado oscuro de la luna»


Se cansó de dictar poemas a las mujeres y hombres que le suplicaban inspiración a cambio de monedas de ego y vanidad; la luna está dando vuelta su mirada hacia planetas con poetas más agradecidos y el lado oscuro de la luna cegará la tinta de los desagradecidos portadores de la alquimia de la palabra.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Loco motion”

– Brevísimo guión para teatro –

En la vereda, mientras ambos caminaban lento, la madre le preguntó al niño que no pasaba los dos años de edad:

– ¿Estás cansado de caminar, hijito? –

El enano mira una paloma que aterriza a su lado y responde:

– Si, mejor volemos, mamá –

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Vieja pared de ladrillo”


A mitad de la cuadra de mi barrio resiste una vieja pared de ladrillos. Algunos masticados por la lluvia y el viento, otros rasguñados por el tiempo. Conviven en su ser amarillos ladrillos viejitos y enfermos, también los hay naranjas oxidados. Sobreviven estoicos unos desteñidos con barba vieja de cemento salpicada en sus rostros.
Sin embargo, a pesar de sus diferencias y ubicaciones en la pared, cada uno de los ladrillos saben que uno es la pared y la pared son todos.
A mitad de la cuadra de mi barrio resiste una vieja pared de ladrillos. Si aun usted cree, podrá leer en ella el sentido de la vida.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Taza Obrera”


Sea en uso abrazando un café con leche o medio descascarada en la despensa fría, como así también desdibujándose en el horizonte cercano de un viejo patio ejerciendo el oficio de maceta de algún helecho rústico y silencioso; cuando entro en una casa y puedo ver aquel fortachón jarrito de lata, me siento tranquilo y cómodo. Se que estoy en casa de trabajadores.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar