“Conversación entre Esquel y el Viento”


– Esquel: Hola ¿Cómo andas?
– Viento: Viento en popa.
– Esquel: ¿Seguís practicando tu religión?
– Viento: Si, soy Advientista.
– Esquel: ¿Y quien te trajo?
– Viento: El Viento.
– Esquel: ¿Dónde grabás el sonido de tu incansable soplido?
– Viento: Estudio de los Vientos, de Agustin Cristiani
– Esquel: ¿Tomamos un helado?
– Viento: Viento.
– Esquel: ¿Qué heladería te gusta más?
– Viento: Helados Del Viento Esquel
– Esquel: Y a estas simples palabras ¿Quién se las lleva?
– Viento: El Viento.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

«Feliz Derroche nueva y feliz Nahnidá»


• Esta noche, Derroche Nueva…botella.
• Esta noche, Derroche Nueva…comilona.
• Esta noche, Derroche Nueva… sonrisa.
• Esta noche, Derroche Nueva…amistad.
• Esta noche, Derroche Nueva…vida
• Esta noche, Derroche Nueva…generosidad.

Y cuando lleguen las 12…reflexionar sobre nosotros:

• Hoy, ser egoísta…Nah, ni dá.
• Hoy, ser violento…Nah, ni dá.
• Hoy, ser avaro…Nah, ni dá.
• Hoy, ser codicioso…Nah, ni dá.
• Hoy, ser boludo…Nah, ni dá.
• Hoy, ser triste…Nah, ni dá.

Feliz Nah ni dá para tod@s!!!!

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

«El Destornillador Artesanal»

(Nuevo emprendimiento en Esquel)

Tiemblan Randal Nicolas Williams (Cervecería Heiskel), Carlitos Miguens (Cerveceria Artesanal Esquel), Damian Villanueva (Krugger Cerveza Artesanal Patagonica) y todas las cervezas artesanales de Esquel y Trevelin ya que su clientela está mermando drásticamente ante la aparición del nuevo emprendimiento financiado por el Ingeniero Taco Fisher Paredes y creado por Calaverita Mateos, de producción, elaboración casera y venta de un trago que los da vuelta a todos y no se enrosca con nadie:

«El Destornillador Artesanal»

En sus sabores tradicionales Philips y Paleta, más el innovador trago patagónico el «Dado vuelta como tornillo».
Vení, date una vuelta por nuestro local «Qué Tornillo hace Arafue» y probá nuestro exquisito trago «El Destornillador Artesanal».

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

«The Éscaler to the fucking progress, conchisumothers»

(Entrenamiento del progreso neoliberal, atracción turística en Esquel)

En un rincón de Esquel se encuentra escondida una de las máximas atracciones turísticas de nuestra región, no es una montaña rusa, ni un tobogán gigante, sino uno de los simpáticos laboratorios de entrenamiento que los nuevos gobiernos neoliberales usan para demostrar el horizonte de sus políticas para con los pueblos.
La escalera secreta del neoliberalismo está construida con escalones, cada uno con un tópico definido, a través de lo cual los ingenieros neo conservadores van edificando sus diseños hacia el progreso que el capitalismo nos propone al final del ascenso donde todos los beneficios económicos que acumularán hasta la gula los mismos de siempre, finalmente derramarán en goteo sobre nuestras cabeza; de este modo tenemos escalones del empleo, escalones de las jubilaciones, otras colocados como punto de apoyo de las libertades individuales, como así también el escalón de la libertad de expresión, las identidades originarias, salarios, entre otros escalones.
Los adalides de esta restauración conservadora tan necesaria para el progreso de las comunidades te invitan con una amable sonrisa pastoral evangélica a pisar, precisamente, uno por uno cada uno de los escalones mientras se sube hacia el objetivo del desarrollo capitalista, es decir que hay que pisar con firmeza el escalón del empleo, el de las jubilaciones, etc. y al final encontrarás, encontraremos nuestro destino, como la imagen del laboratorio neoliberal lo demuestra fehacientemente.

* Quién encuentre esta escalera que existe realmente en algún lugar de Esquel y se saque una foto en ella le regalo un ejemplar del libro «Sur Realismo almacén de mambos generales» de mi insolvente autoría. Texto basado en una foto enviada por Nelson Horacio Pelaez quien siempre colabora con este tipo de imágenes de nuestra ciudad con un ojo clínicamente artístico.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

«Evidencia del Trabajrun Peronon Demasiatis»


Durante décadas diversas publicaciones científicas ignoraron la existencia del «Trabajarun Peronon Demasiatis», ser más conocido en las leyendas patagónicas como el René Galindez.. A continuación transcribimos algunas de los peppers de investigadores y académicos internacionales que expresaban el escepticismo ante la mitológica criatura:

«…Es imposible que un ser desee naturalmente agarrar una pala, ergo, el «Trabajarun Peronon Demasiatis» no existe…»
(Biologo, Ricardo Carbonell – Revista Playboy)

«…Los abuelos en la Patagonia solían asustar a sus nietos con la leyenda aduciendo que si no trabajaban les tocaba tomar la sopa o se los llevaba el «Trabajrun Peronon Demasiatis…»
(Licenciado, Pilo Jenkins – Revista Paturuzú)

«…Algunos supersticiosos de la Asociación Española de Socorros Mutuos Esquel afirman haberlo visto beber los fondos de los vasos de cerveza que quedaban al costado de la cancha de paleta, pero me niego a creerlo…»
(Ricardo Tomas Cismondi – Obispo de la iglesia «El Ferné e Cordobé)

Pero gracias al seguimiento, investigación del Doctor Manuel Bestene y posterior publicación del libro «Pa sacudirle a la pelotita tené que apoyar la mano contraria en la rodilla» encontramos la prueba contundente de la existencia de un ser Galindeziano que si puede tomar contacto con una pala, pero no por mucho tiempo, es decir, el «Trabajarun Peronon Demasiatis» habita en la Patagonia, específicamente Esquel.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“El misterio de la Virgen Guituda de Esquel”

(Leyenda patagónica)

En principio, me iba a sumar a la inmensa mayoría de vecinos de Esquel que olímpicamente disimulan, no sólo su presencia, sino el oneroso misterio que la rodea desde hace ya tiempo, pero hay temas que no podemos obviar por el resto de los tiempos como si nada sucediera.
Me refiero puntualmente a la estatua de la Virgen María que se encuentra dentro de la terminal de nuestra ciudad.
Cabe destacar la iniciativa y compromiso del Obispo Luterano Pluscuamperfecto, Agustin Gigli para invitarme a realizar un análisis de la efigie cristiana.
Pai Gigli, azorado por pesadillas nocturnas en la cuales la imagen de la Virgen de la Terminal irrumpía en sus sueños de manera imprevista dos o tres noches por semana siempre amenazando con la misma voz:

“Os hablo a ustedes, pecadores vagonetas
Dejais de tironear de mi mantita
Agarreis una pala o useis la croqueta
Si quereis de verdad ver guita”

Hace un año la gerente de la terminal Andrea Rowlands, encomendó al famoso Antropólogo y fabricante de caramelos Media Hora Marcelo Fosbery la difícil de tarea de coordinar un equipo de investigación integrado por el Arquelogo nacido en Fofocahuel Fede Ovidi, el Paleontologo proveniente de Gan Gan, Bruno Mendez y la Pediatra especialista en espuma de Fernét, Ruby Lopez. Ellos debían dilucidar el misterioso suceso paranormal que rodea al edificio donde ingresan y egresan los pasajeros de colectivos a Esquel.
¿Quiénes o qué ingresan los billetes a la envase de vidrio que cubre herméticamente a la “Virgen Guituda” y de qué modo ya que no existe ninguna ranura que posibilite dicha transacción pecuniaria?
La labor de este equipo de investigación tuvo solamente media noche de trabajo ya que promediando las dos de la madrugada, con toda la sofisticada infraestructura informática y audiovisual instalada para capturar el momento exacto, la luz en la terminal se cortó quedando todo a oscuras y la supuesta voz de la Virgen Guituda que decía con voz gutural:

“Ilusos sois mi querida manga de atorrantes
Queriendo adivinar el secreto del kiosquito de mamita
Porque no vais y filmáis los bancos privados
Que sin despeinarse la levantan en palita”

Rotunda negativa a seguir investigando y despavorida huida del novel equipo que se negó a continuar investigando aduciendo en la carta de renuncia firmada por la Psicóloga anarquista Gabina Ghiano que decía:

“…Dichas personas se ven imposibilitadas de proseguir con esta tarea de riesgo ya que se encuentran, científicamente hablando, bajo el síndrome del Julepe…”

Lamentablemente hasta la fecha no tenemos ninguna hipótesis concreta que revele el misterio de la Guituda, sólo leyendas, habladurías que no hacen más que alimentar el mito. Aunque a modo de acercamiento a una posibilidad podemos referirnos al libro “El Ómnibus no es un colectivo extraterrestre” del Historiador Marxista, Alejandro Sbil que en uno de sus párrafos referidos a la misteriosa Virgen Guituda dice:

“…Nadie jamás pudo observar a alguien introducir o retirar el dinero de la pecera divina, sin embargo los billetes y las monedas van cambiando día tras día, a veces con sumas importantes y en otras simples limosnas. Me atrevo a decir que nos encontramos ante la presencia de la cajera providencial que atiende el banco cristiano religioso de los cielos y que tiene su sucursal en la tierra precisamente en nuestro pueblo, puntualmente en la terminal de ómnibus de Esquel…”

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Henri Malizia o Lew Matisse”


Queremos realizar una queja formal principalmente contra la Artista Greta Hammond, la Directora del profesorado de Artes de Esquel, Debora Noceda y todos los alumnos de Artes Visuales y docentes que asistieron a la charla brindada por el pensador español Francisco Jarauta llamada «Matisse en Esquel» para hablar sobre el histórico francés como si se tratara de un artista europeo muerto.
Nada más falaz, si todos los esquelenses sabemos perfectamente que Henri Matisse se vino a a nuestro pueblo a vivir logrando mantenerse vivito y coleando hasta la actualidad gracias al brebaje de la fuente de la juventud que se encuentra luego de la décimo tercera pinta de Cerveceria Artesanal Esquel.
Por supuesto que, para pasar inadvertido en Esquel, Matisse se hace llamar Lew Malizia y nos ha dejado obras pintadas por sus propias manos en los baños públicos de los mejores bares de nuestra ciudad, con títulos emblemáticos tales como:

* «Sosteneme la brocha» (Acuarela dedicada a Trump que se puede observar en el baño de Raices Esquel)

* «Mea Culpa» (Rayas dibujadas con orín, mientras trotaba, en la ruta frente al cementerio local)

* «Oleo a mierda» (colección de dibujos de soretes oligarcas de nuestra patria en donde al observar las obras de cerca uno no sabe si se trata de oleo o verdaderamente olor a oligarca)

* «En esta perca encontrás buena nerca» (pintura al agua dedicada a todos los pescadores de nuestra zona)

Dicho esto, queremos que Greta y Débora, se retracten de las mentiras vertidas sobre la muerte de Matisse y confirmen que el gran pintor es uno más de nuestros vecinos e incluso hay fotos que lo comprueban en su comparación con autorretrato antiguo y la foto de su actualidad en nuestra ciudad.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Carta de Amanda Peet a Calaverita Mateos»


Minnesota, 4 de Noviembre 2017

Querido, Calaverita de mis sueños…

Mi amor, hoy 4 de noviembre, estamos festejando el día de la morsilla yanqui en Estados Unidos. Aproveché la encomienda que me mandaste la semana pasada e invité a comer a unos amigos. Si, aproveché el tupperware que venía en la caja de la encomienda con las sobras de guiso de mondongo de guanaco que te sobró de la cena con Loli Mimi, Gustavo Jaramillo y Cecyl Owen Roberts cuando festejaban el ascenso de Once Corazones a la segunda categoría del Torneo de Fútbol “King Kong Rivera 2016”.
En realidad, la juntada con mis amigos es una excusa. Resulta que Kim Bassinger sigue triste, no puede olvidar la noches largas, bajo las estrellas, de fuerza y corazón junto a tu amigo Nacho Tascon. Si, no se ha podido quitar aquel recuerdo cuando Nacho quizo hacerse el guía de pesca y la llevó a conocer el pozón del Río Percey a la altura del Puente de Fierro y se quedaron sin nafta a las 3 de la mañana. Kim no olvida de esas noches largas, fueron 9 semanas y media re cagada de frío, bajo las estrellas con una helada que le congeló hasta los pelos de la bigotuda y luego a fuerza y corazón empujando el rastrojero hasta el cruce con el camino a Esquel donde, por suerte, los levantó un paisano que iba a la competencia “Enlazando el Scon al vuelo”, en Trevelin.
Bueno, no te quiero molestar mucho, seguramente te estás haciendo la permanente en los pelos de las bolas, como lo hacíamos cada vez que llegaba el fin de semana y te arremangabas los pendejos para que no se te transpiren tanto al salir a trotar por la bicisenda.
Decime, Cuchuflito de mi alma, tenés idea si Cecilia Vallejos ya presentó su libro “El caracú de Chinchimolle en los tiempos del cólera”…ya que lo iba a presentar en el Bar “La Ley del Capón” de Patricia Cilio. Si ya lo presentó, por favor reservame un par de ejemplares que se los quiero regalar a Umberto Eco, a quien voy a visitar el mes que viene para jugar al chin chon y la escoba de quince y lo quiero sorprender con buena literatura y no con ese dulce de mosqueta vencido que me mandaste el año pasado, con el cual se intoxicó y se agarró tal churretera que me empapeló de verde y marrón el baño del quincho de su suegra.
Te cuento que si todo va bien este mes me pagan el aguinaldo, pago la cuenta del lavarropas y me voy de vacaciones a Esquel por un mes. Tengo ganas de hacerte el desayuno, todas las mañanas secarte la baba que dejás en la almohada, remendarte las medias con agujeritos en los talones y mucho mas.
Eso si, cuando esté en Esquel, quiero que me lleves a tomar mate a la costa del arroyo Esquel, mientras hacemos sapito a puro toscazo con esas piedras chatas y lisas tan apropiadas para la practica de esta criolla disciplina, mientras Foca Esquel nos saluda desde el otro lado del arroyo.
No me olvidaré el momento exacto cuando me enamoré de vos. Fue aquella primera vez que, sentados al lado del agua, me recitaste tu primer poema para mi, mientras te manducabas una galletita con una rodaja de salame:

“Ojos místicos que al mirar son canción
oh, doncella cuyos labios se elevan desde el piso
no olvides nunca lo que subyace detrás del pantalón
te espera ansioso entre mis manos mi primo el petiso”

Bueno, mi bombón, se hace tarde y aún no me depilé la cachu, se me pasó la cera dos veces.
Te mando chupones desde el cuello hasta los dedos de los pie, aunque tengas talco eficient pegado desde la semana pasada.

Te ama profundamente tu nalguitas de quaker, Amanda, los ojos lindos que te encandilaron y te hiciste mierda contra el pino.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

“Kagate aquí”

(El verdadero Daniel San que inspiró film es Patagónico)

Basta de mentes colonizadas por la industria cinematográfica de Holliwood, reconozcamos a nuestros verdaderos actores patagónicos que fueron pioneros e influencia de las clásicas películas norteamericanas y que han quedado en en el olvido, pero que gracias a la labor documental del Director de Cine, Matias Carelli en su libro “Te juro que detrás de la pantalla no hay hombrecitos”, encuentra una referencia fotográfica y texto donde se certifica el trabajo de la filmación de la escena central de la película “Kagate aquí”, con la actuación principal de Randal Nicolas Williams, como “Daniel San Birra” en el papel del alumno y Mario Vocos como “Señor «Miya Quererbirra” el Maestro que luego sería re inventado en Estados Unidos como el Señor Miyagi.
La foto de la toma marcial va acompañada por el siguiente texto de Carelli para el guión de su película::
“…Y de repente,mientras trabajaba en su rutina de Guardapesca en lancha, en la curva más conocida del Río Grande, Rudy Murua logra ver arriba de un árbol seco y caído sobre la orilla a un hombre en calzoncillo a quien en primera instancia pensó en en cobrarle una multa por pesca de alevino que parecia ocultar en el interior de la delantera del calzoncillo, pero se dio cuenta que sólo era parte de la anatomía física del hombre aquel; aunque logró divisar que había camarógrafos, sonidistas, iluminadores y vendedores de ungüentos para la caída del cabello, entonces se dio cuenta que se trataba de una filmación de una película sobre artes marciales en la región…”
Luego, como todos sabemos en Esquel, la película nuestra se llamó “Kagate aquí” que se estrenó en el Bar el 99 en 1980 con una notable asistencia de público. Cinco contando al mismísimo Director y los actores.
Cabe destacar que aunque el mundo recuerda la pose de la grulla de Daniel San, debemos ser honestos con la historia verdadera y decir que la maquinaria holliwoodense robó esa idea a la toma creada por el Artista Marcial, Randal Nicolas Williams y que el denominó “La toma de la Bandurria” y que aun nuestros hijos siguen practicando cada vez que encuentran un tronco seco a la orilla de un río o espejo de agua en nuestra querida patagonia chubutense.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar