“Soy esquelense (Nacido o arrimau) porque…”

(Feliz 113 años de vida bello y loco Esquel)

Soy esquelense porque…

– Me parece una bosta el Muñeco de nieve, pero igual lo quiero por bizarro y freaky.
– Uso la filosófica frase “Dijo el otro”.
– Suelo cerrar mis frases con el término “Bolò”.
– Hablo a la velocidad de la luz del sol y entredientes, pero me importa una chota.
– Me enfrié el orto haciendo culipatìn en La Hoya y en las calles nevadas de la ciudad.
– Me eché un cloro en el Río Percey o en el lago y puse cara de boludo para que no se den cuenta.
– Cada vez que me enojo esgrimo “La Concha de tu Pico”
– Cuando algo me parece demasiado, digo “Yaaaaaaaaaaa” o “Laaaaaa”
– Me gusta el cordero y ¡aguante la grasa del capón, carajo!
– De vez en cuando me pego un atracón a pura torta frita.
– Extraño “La Barraca Pub”.
– putiè a dios cuando me pinché con un abrojo.
– Me gusta escuchar el “tac-tac” de las bandurrias.
– Maté un tábano de un certero sopapo.
– Charlè con Artemio Bock y saludè a Senovia.
– Conozco el Pacheco.
– Estamos convencidos que el Capón es un plato gourmet.
– La Torta Frita esquelense tiene que ser santificada por el Vaticano.
– Orgulloso de tener una rotonda con 8 calles que se desprenden de ella.
– Vi los Bicivoladores y como Rocky lo cagaba a trompadas al ruso Iván Drago en el cine Coliseo.
– Me clavé unos deliciosos helados en Heladería Mayor.
– Puse mi culo tardes enteras haciendo roncha en en borde de la ventana de la Bolsa de Ski.
– Somos tan contradictorios como tener una cárcel en la calle Libertad.
– Soy de los que piensan que le pifiaron fulero a la ubicación de la plaza como centro de la ciudad.
– Soy uno de los tanto giles que le rompemos las bolas una y otra vez a los guanacos de La Hoya para sacarles fotos.
– Soy de los que quiero hacerme el canchero y caminar hacia el lago, en la costa, descalzo, sin sandalias, pareciéndome a un zombie de Walking Dead con cara de salame.
– Soy de los que ven en Casa Los Vascos, además de comercio, una casa del tiempo.
– Soy de los que creé que la calle San Martín y la 9 de Julio son mágicas y a veces se cambian entre ellas sus ubicaciones.
– Soy de los del grupo de ateos y agnósticos, pero cuando nadie me ve, relojeo para el Ceferino la garita celeste de la virgen y me produce misterio.
– Soy de los que les parece que en el ingreso de Esquel, el Ejército debería sacar o al menos apuntar hacia otro lado los cañones de sus máquinas de guerra ya que no es amable ingresar a la ciudad siendo apuntado.
– Soy de los que creé que el pueblo es una ensalada de contradicciones, revolucionarias y conservadoras, que por tal motivo y aunque nos calentemos, es lo que la mantiene viva y en movimiento.
– Soy de los que aun sigue escuchando a algunos, con cara de serio, que te señala el Nahuel Pan y te dice eso es un volcán.
– Soy de Esquel porque creo que una de la más fabulosas frases de campaña política fue nuestra, aquella en la que competían Bergareche y Ongarato y los atorrantes y creativos lo sintetizaron en las paredes del pueblo con el famoso grafitti: «Vote por Onga o vote por Berga».
– Soy de Esquel porque cree que no clavarse un chegusán del Jabalí es como no haber pasado por Esquel.
– Soy de Esquel porque cada vez que regreso de viaje de trabajo, estudio, etc y voy por el cruce de La Trochita me agarra una emoción indescriptible, hasta el día de hoy.

¡¡¡¡Felicidades, bello, contradictorio y loco Esquel, gracias por seguir siendo el lugar que elegí para vivir con mi familia y tener los seres más queridos y chiflados que conozco!!!!

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.