“Ronroneos del corazón”


Cuando me llueve melancolía en las pestañas, tu ausencia anda jugando con el ovillo de mis sentires. Te llevaste la punta del hilo hasta donde el horizonte borroso y anónimo, dejando la ventana de mis pretensiones sin cortinas ni persianas.
No me gustan las lágrimas que andan funcionando con bypass, pero aún andan ronroneando tus labios en la pampa de esta almohada, que renguea cuando maúllan tus ganas de querer acomodarte, nuevamente, en el almohadoncito de las copas llenas y las velas prendidas.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario