“PESTAÑEAR”

pestanas
Don Benito, el borracho de mi barrio que siempre durmió entre cartones y chapas, a la sombra de un viejo maitén que no dejó de llorarlo, me dijo una vez, mientras tomábamos mates con torta fritas:

“Cada vez que pestañeamos, un ser deja de serlo para acomodarse como estrellita entre las estrellas”

Don Benito, ayer, fue encontrado muerto a la sombra del viejo maitén que hoy tiene las ramas secas de tanto lagrimear.
Me espera una larga noche panza arriba, debajo del viejo maitén. Entre el parpadear de todas las estrellas, quiero encontrar el palpitar de una lucecita, de un guiño que me indique, me diga:

“Gracias, Calaverita, ya estoy acomodadito entre los míos aquí arriba. Por favor, no dejes que el maitén se seque”

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.