🤪A Loco, Loco y Medio 🤪

(Servicio de locología a domicilio durante la cuarentena)

Imbuidos de espíritu altruista y solidario, cuatro profesionales de Esquel se reunieron para formar el consultorio ambulante «A Loco, Loco y Medio», para atender y tratar temas de angustia, tristeza, miedo, fobias, estrés, escuatro y escinco. Atendido por sus propios Locos, Cristian Bonnin (Domador de percas) , Juan Pablo Luna (inventor de la bebida para veganos la Genginebra), Randal Nicolas Williams (Biógrafo del Periodista y Poeta cervecero Tom Lupulo) y Calaverita Mateos (criador de chinchimoyes para exportación a Katmandu).
Servicios que ofrece «A Loco, Loco y Medio»:

🧐 Si sos Loco de atar, ponemos toda nuestra soga a tu disposición.

🧐 Si te sentís rayado, te hacemos escuchar un vinilo, mientras te metemos púa.

🧐 ¿Sentís claustrofobia? Te encerramos hasta que se te pase.

🧐 ¿Sentís que te observan?, date vuelta que estamos atrás tuyo para atenderte.

🧐 ¿Votaste a Macri?…te pedimos disculpas, no atendemos locuras crónicas.

«A Loco, Loco y Medio» atendemos en Esquel y llevamos todas nuestras locuras a tu domicilio.

👐Bandada de besos y abrazos👐

👫👬👭👫👬👭👫👬👭👫👬👭👫
(Poema encontrado en el futuro)

De pronto el cielo se vistió de granizado de chocolate
salpicando manchitas sobre los pueblos
al principio sorpresa y encierro,
luego, los puntos se hicieron un poco más grandes
y sobrevolaron nuestros techos
se desplegaron en manos, brazos y labios,
Sonrientes, llorando, salimos corriendo a las calles
como niñas y niños al recreo.
los cuentos de nuestras abuelas cobraban vida,
esas hermosas especies en extinción
regresaban vigorosas a sus hábitats naturales
y tras mucho tiempo de sequía de caricias
los besos y abrazos, en bandada,
regresaban a humanizarnos.

– Fin –

🍫Colgau en Rama🍫

(Cuando chocolate Águila plagió al inventor esquelense)

El verdadero chocolate en rama nace en Esquel, en 1942, cuando el Pastor Evangelista Ginecólogo, Calaverita Mateos luego de enrollar una hoja de la revista Playboy con hojas de lenga y un poco de coirón, se sube a un árbol de la esquina de la calle de 25 de Mayo totalmente dado vuelta, para cantar a capela un clásico de Metallica en versión loncomeo, pero lamentablemente al subir, se quiebra una ramita produciendo la caída hasta que su pantalón se engancha en otra rama, dejando a Calaverita colgau, en bolas al aire, en una rama cabeza abajo. Más allá de los infructuosos trabajos de los Bomberos por descolgarlo, mientras esperaba colgado la llegada del otoño para la caída de las hojas y mejor llegada de quienes lo rescatarían, el vecino de un kiosko contiguo se dedicó a llevarle todos los días barritas de chocolate para combatir el frío.
Una noche, tal vez imbuido de melancolía, el ciudadano colgau en rama, mientras masticaba una barra de chocolate, entonó la estrofa con los versos que inmortamizaron al verdadero héroe local inventor del chocolate en rama.
El Intendente de Esquel decidió sacar la estatua que estaba en la entrada de Esquel por considerarla obscena contraria a la moral y las buenas costumbres, donde quienes entraban veían el monumento de un hombre dado vuelta comiendo un trozo de chocolate, colgau de una rama, pantalones bajos, en donde nunca pudo saberse cual era la barrita de chocolate y cual el miembro al descubierto.
Aquí, honramos y recordamos aquella gesta e ingesta a través del poema «Chocolate en Rama», ganador del Esteddfod por 32 años seguidos:

«Patagonia, tierra mística de nieve, viento y frío,
Si estás sola y tu calor es el que me llama,
Mirame que vengo de ropas desprovisto,
Pero entre las manos esta barra de chocolates en rama»

– Fin –