🥱 Caprichos en las pestañas 🥱

Creative illustration of false eyelashes, female lashes, mascara lash brush isolated on background. Art design thick cilia beautiful make-up. Abstract concept graphic element.

Damas y caballeros, discúlpenme si hoy no los saludo al entrar a este nuevo día.
Mientras me limpio el yute de las alpargatas de esta fiaca en el felpudo del amanecer, confieso que aun me anda mordiendo los talones de la lógica un sueño con fecha vencida.
Envidio al sol que nos interpela desde el horizonte y al árbol de la vecina que no se enoja con los pajaritos que le cagan sus ramas.
A veces pienso que no nos cepillamos los dientes por razones higiénicas, sino que la cerda del cepillo remueve los escombros oníricos que se acurrucan en los dientes y las muelas para ligar de rebote las sobras de los deseos no cumplidos.
Ya se, claro, no hace falta que me digan que este texto no tiene mucho sentido y carece de belleza estética, pero mientras me rasco un huevo, les aseguro que las pequeñas líneas con olor a tierra mojada que se doblan hasta ser líneas, que se retuercen hasta ser letras, que se aparean hasta parir palabras, no hacen mas que confirmar su previa existencia a la razón chabacana e ignorante que se falopea con la lógica, dirigiendo mis torpes dedos en el teclado que escribe esta inutilidad de la literatura que, de vez en cuando, a vos que lees hasta aquí, te sirve de espejo que escupe tus virtudes y miserias en tu jeta sin pedirte permiso.

🤗 Día de la Marde 🤗

Mar De mimos que no cesa
Mar De sabiduría natural
Mar De valentía instintiva
Mar De tetas que alimentan vida
Mar De corazones que abrazan infancias
Mar De retos que convidan limites
Mar De llantos cuando un hijo ya no está
Mar De risas cuando un bebé parpadea realidad
Mar De delicias comidas inventadas
Mar De panes con manteca y café con leche
Mar De regaños por la ropa sucia del fulbito
Mar De cuentos antes de dormir
Mar De ternura que salpica mas ternura
Mar De amor que desborda de enseñanza
Mar De todo lo que el mundo necesita.

🛴 Lealtad 🛴

✌🏿 El triciclo del 17 de octubre ✌🏿

Lo trajo mi padre de regalo a casa justo aquel glorioso 17 de Octubre, lo bautizó Lealtad, era la moto de los asalariados de la barriada obrera.
Tiene los huesos herrumbrados y los manubrios como los cuernos toreando al tiempo que no le da tregua, pero mientras sus patas traseras se confunden entre los yuyos y el barro, la delantera que aun aferra su goma al piso, sostiene con delgados músculos de hierro los pedales que dejaron de ser la pequeña vuelta al mundo que ayudaba a avanzar.
Entre cajas vacías, maderas que serán fuego de algún asado, descansa ciego, con reuma de anhelos, sin que nadie se atreva a dejarlo en la vereda para que el camión de la basura se lo lleve.
Los padres sueñan con su resurrección, que si vuelve a andar por el patio con sus hijos montados en su lomo, los vientos de una niñez que hace mucho tiempo dobló la esquina para siempre, regrese con la verdad de ayeres de barrio con arboledas, veredas de guardapolvos llenos de polvo, felices, libres y las tardes de chocolatada con pan y manteca para todo el piberío bullanguero del barrio obrero.
El viento mueve apenas los engranajes oxidados del antiguo regalo de aquel 17 de Octubre y el sonido recuerda el lenguaje de las máquinas que salia por las ventanas de las fábricas en aquellos tiempos prósperos.
Tal vez el triciclo, su sonido, su Lealtad de fierro, sea una artística revelación, una justa rebelión, el llamado a una nueva movilidad social, que fluye de la fuente inagotable de bienaventuranza, donde nuestros pies descalzos se refrescan con la esperanza descamizada de los pechos orgullosos, mientras Lealtad chilla sus oxidados engranajes que comienzan a echar sus primeras nuevas pedaleadas soberanas.

💞 Poema Cogetural 💞

Anoche, sobre la sábana de perlas
egresamos con honores y laureles
de la prestigiosa universidad Coginson
la moral, las cruces y las sotanas
con susto, avergonzadas y de luto
le pusimos deseo infinia a los deseos.
Al fondo de la botella de whisky
le pasamos el pancito choborra
para nublar las pupilas de marihuana,
guache a un cometa con el corpiño
acostados en la luna cama sutra
agitado mar galaxia de lluvia y leche.
Entre tú tu licenciatura en órganos
y mi doctorado en mimos porno star
tenemos el honoris causa en Coginson
escribiendo este poema Cogetural.

🧉 Silbido patagónico para Carl Sagan 🧉

En ese sonido ancestral, donde se tejen los hilos de los libres albedríos y los destinos caprichosos, comprendí, sin dudas, el movimiento infinito de los engranajes del universo en su constante trajinar.
Fue hace décadas, yo tendría diez años aproximadamente, regresábamos caminando con mi viejo, algunos primos y mi tío, de una jornada de pesca maravillosa, luego de mimar las orillas del Río Chubut.
Entre relatos de enormes peces que se nos escaparon (típico de pescadores), cachadas y carcajadas de pendejos, llegamos al puesto que nos habían señalado para pasar a llevar la bolsa con fideos, yerba y otros vicios.
Don Carlos abrió la puerta de vieja madera gris y, desde esa ranura entre el marco y picaporte antiguo, brotó el sonido más mágico que escuché en mi vida, un silbido con asma que escapaba desde allá, al fondo del rancho, de la trompa de una pava tiznada por el tiempo, custodiado por los vapores vertiginosos que se perdían en el silencioso interior del rancho.
Nos sentamos en unas cajas de madera de manzanas vacías y, en una ronda mandala casi budista, tomamos mates casi sin hablar, si hasta el masticar de las tortas fritas podíamos escuchar, pero jamás nos abandonaba el silbido de la pava calentándose sobre aquella vieja cocina de hierro.
Qué lástima que Carl Sagan no vino a la Patagonia, que pena que no conoció a Don Carlos, tal vez se perdió unos buenos mates y la posibilidad de conocer mucho más sobre el cosmos a través de la música de una oxidada pava silbando sobre el lomo de una nave de hierro, con la panza con tronquitos de leña de manca caballo ardiendo.

☕El jarrito que olvidó pintar Picasso☕

En un pueblo sumergido en el olvidado misterio de la Patagonia, un ranchito de barro y piedra orilla el hilo de deshielo que serpentea el valle, mientras la chimenea enclenque tose a duras penas humos de memorias de bosque.
Una mesa de madera vieja, una silla, un niño con la cara dibujada por la tierra, con un jarrito enlozado cubierto de mate cosido en una mano y una rodaja prepotente de pan casero con manteca en la otra.
En el mundo existen muchas historias, se libran batallas que los libros no cuentan, como Pablo Picasso olvidó en el Guernica al niño con el jarrito enlozado en la Patagonia, proyectando esperanzas de justicia e igualdad.

«Sos muy #Pendeja para escribir»

Una de las mejores comunicadoras que conocí, la Lic Rochi Paleari nos visitó en La Aristogracia x Nacional Esquel para hablar de su primer libro «#Pendeja o una heroina feminista del Siglo XXI» Publicado por Milena Caserola.¡¡¡ Gracias, Ro !!!!Libro que ya podes adquirir en Esquel en Libreria Macayo de Gustavo Macayo y Caleidoscópica Librería de Daniela Della Bruna.