“Merengue de Amor”

(Receta hiper cursi para reposteros del corazón)

Ingredientes:

– Un paquete del más económico de anarco linyera, medio punk, ridículo e inmaduro, preferentemente calavera.
– Un litro de esencia de gringa diosa, bella, fuerte, preferiblemente única en su estilo.
– Un recipiente profundo como la vida misma.
– Un batidor quilombero de alambre de rayo de sol.
– Una cuchara de madera de los cuentos de amor de la niñez.
– Un frasquito de miel de lágrimas pasadas.
– Una cucharada flaca y alta de jugo de chifladura marca Francisco
– Una cucharada de ralladura de estrellas fugaces libres del planeta India.
– Una cucharadita de chocolate del árbol de la dicha de semillas del jardín Noá.
– 200 gramos de valentía en polvo.
– 100 gramos de problemas condensados.
– 300 gramos de carcajadas concentradas.
– Un sachet de besos y vasos borrachos de abrazos, mimos y delirios varios.
– Una tonelada de sueños, proyectos y anhelos por venir.

Procedimiento:

Verter en el recipiente de la vida misma desde bien arriba para que el golpe lo despabile el contenido anarco linyera, medio punk, ridículo e inmaduro, preferentemente calavera; agregarle suavemente un litro de esencia de gringa diosa y bella. Con un batidor quilombero de alambre de sol batir hasta dejar una masa homogénea e inmediatamente agregarle con la cuchara de los cuentos de amor de la niñez una cucharada flaca y alta de jugo de chifladura marca Francisco, más 300 gramos de carcajadas concentradas.
Luego de algún tiempo poner también en el recipiente de la vida 100 gramos de problemas condensados y antes que rompa hervor taparlo con 200 gramos de valentía en polvo.
Una vez que el menjunje se estabilice, endulzarlo con miel de lágrimas pasadas y ahí nomas continuar con los siguientes ingredientes. Una cucharada de ralladura de estrellas fugaces libres del planeta India y una cucharadita de chocolate del árbol de la dicha de semillas del jardín Noá.
Ya casi listo el postre, lo rociamos con el contenido del sachet de besos y vasos borrachos de abrazos, mimos y delirios varios, para finalmente embadurnarlo por dentro y por fuera con una tonelada de sueños, proyectos y anhelos por venir.
Darle un toquecito en el horno de la sabiduría y ya está listo para servir. Obtendrá un postre con todos los ingredientes de la vida, pero cuyo sabor que llena el alma permite nutrir el ser y las emociones con la experiencia más maravillosa del universo, haber conocido a mi compañera y amor de mi vida, Gaby Novas y desearte más risas, alegrías y vuelos de afectos desde este día de tu nuevo cumpleaños y por el resto de los que vienen decorando nuestro postre de vida.

Recomendación: No dejar este postre al alcance de quienes han olvidado el romanticismo y no se animan a trepar al balcón de los palacios leyendo poemas cursis a sus prometidas, ya que amargan la existencia.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario