«Los Socifitneic, la tribu del saber soberano»

(Texto encontrado en el futuro en el año 2054)

(Dedicado, con cariño y admiración, a tod@s los Científic@s en el Día de la Ciencia y la Tecnología, por sus incansables trabajos e investigaciones en pos de lograr un pueblo libre y soberano)

La Aldea de Anitnegra estaba situada entre las fronteras comprendidas por las naciones de Elich, Lisarb, Aivilob, entre otras colonias del sur del continente de Acirema, sometidas a la opresión de los imperios Sodinu Sodatse y Arretalgni. Históricamente la etnia Aiuqragilo había pactado desde los cimientos y previo a la fundación de Anitnegra con las naciones dominantes, para apropiarse violentamente de las tierras más prósperas y en función del extractivismo saquear década tras década los recursos naturales para que, luego de ser industrializados en Sodinu Sodatse y Arretalgni, devolviendo aquel saqueo al continente oprimido en productos elaborados, manteniendo a la mayor parte de la población en un estado de precarización casi imposible de advertir el sometimiento cultural, económico y militar extranjero. 
Pero cuentan las voces libertarias, que por alguna misteriosa causa, una tribu comenzó a llegar desde las periferias de las ciudades y pueblos, mezclándose con la población, ingresando a sus escuelas, a sus comercios e instituciones sin levantar mucho la atención, hasta que su participación en estas poblaciones fue crucial para quitar el manto de oscuridad y mentira sobre la única historia a la cual tenían acceso, plagada de supersticiones, salpicada de falsos mitos y oscurantismo rancio. Se trataba de la tribu de los Socifitneic, cuyas armas eran instrumentos de medición, ábacos, papeles, lápices, lupas, herramientas de calculo, peso y, fundamentalmente, unos objetos mágicos hechos de papel y tinta, creados por ancestros de la tribu que otrora habían documentado sus observaciones por medio de aquellas herramientas e instrumentos, que llamaban Sorbil y se guardaban celosamente en especies de cuevas denominadas Sacetoilbib.
El trabajo de esta tribu, desparramada entre la población, comenzó a tener una influencia determinante en los niños, jóvenes y adultos con avidez de y sed de producir su propio conocimiento, de hecho, los Socifitneic se agruparon en escuelas, centros de investigación, universidades y desde esas fabricas del saber se gestó la autodeterminación del pensamiento y sus múltiples y dinámicas formas de mirar no sólo la nación de Anitnegra, sino el universo y desde allí nuevas maneras de concebir y concebirse parieron soberanías de la lengua, de la alimentación, la industria y las culturas que todo lo riega y de todo se nutre. 
Libros modernos que documentan la historia fuera de los archivos oficiales son testigos de los avances y grados de desarrollo, de libertad, igualdad y soberanía que la Anitnegra tuvo en los periodos en que el estado invirtió en el trabajo y esfuerzo de la misteriosa tribu de los Socifitneic, como así también los retrocesos y momentos de oscuridad en donde por el olvido de las políticas de cuidado de aquella legendaria tribu que obligaba a sus integrantes a mudarse a otras tierras más prometedoras en donde eran amables al saber, al pensar y a la libertad. Se creé que la última vez que intentaron exiliar a los Socifitneic de Anitnegra fue en el año 2019, pero gracias a los deseos soberanos del pueblo, sólo es un mal recuerdo en los archivos de la historia, hoy en 2054, en donde la tribu aquella, o mejor dicho los descendientes y discípulos de sus enseñanzas ya son la identidad misma junto a las identidades que conforman una gran patria en Acirema justa, libre y soberana.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.