“LOS MARCOS DE MARCOS”

184646_1749590291804_2662947_n
Marco Polo, era un hombre estructurado y todo lo veía en un marco de cosas. Enmarcado en su época marcó un hito con sus míticos viajes que marcaron su ruta de vida.
Una noche en la Comarca, cuando el reloj marcó las cero horas, fue marcado por un grupo de seguidores de Marcos Antonio Solis que le propinaron una paliza formidable.
Sin saber el motivo o el marco en el cual recibió los golpes, Marco Polo quedó con esa marca para siempre y decidió mudarse a Catamarca.
En aquella ciudad norteña no duró mucho y se instaló en San Marcos Sierra, donde puso en marcha una fabrica de marcos para fotos y cuadros bautizada con la marca “Marconetto”.
Ya grande y marcado por sus innumerables viajes, Marco Polo sufrió un ataque cardíaco que lo obligó a colocarse un marcapasos. Esto lo marcó definitivamente y decidió iniciar, enmarcado en su nueva vida, los estudios de la Roma antigua y específicamente la vida y obra de Marco Aurelio.
Finalmente conoció a Luciana Marcaida en un recital de Marcama y al llegar a su casa decidió marcar el numero de teléfono y llamarla para declararle su amor. Esto le transformó la vida. Comprendió, en el marco de ese amor, que debía dejar una enseñanza para la posteridad. Entonces, tomó un grueso marcador negro y sobre una pared marcó la siguiente frase:

“No vale la pena vivir enmarcado”

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario