“Los domingos a la mañana soy multimillonario”

(Ostentación de otoño)

Estuve sacando la cuenta de toda las ganancias que acumulo un domingo por la mañana y, la verdad, me da vergüenza ostentar, pero me veo en la obligación de compartir mi riqueza con ustedes:

– Racimo de sol derritiendo la escarcha guacha: 100.000 mimos al corazón.
– Mate amargo con vapores danzando alrededor de la bombilla: 500.450 calorcitos al alma.
– Vieja radio Noblex 7 mares de mi Abuelo bostezando tangos y milongas: 3.570.662 abrazos a la memoria.
– Despelote de libros y discos hacia los cuatro puntos cardinales: 3.770.242 nutriciones al pensamiento.
– Tres hijes con legañas y fiaca, con manda de amor, antes de salir a jugar al patio a liberar América: 5.555.020 esperanzas al futuro.
– Gorriones, colibríes, chingolos, comesebos patagónicos, comiendo el alimento que los nenes le ofrecen cada mañana: 2.567.920 mimos a la Vida.
– Manada de arboles varios trotando el horizonte de Montañas con barba blanca: 3.890.207.2087 caricias al Ser.

Declaración jurada de Calaverita Mateos presentada ante el Órgano de Registro de Tarambanas Insulsos sin Vocación de Amor (O.R.T.I.V.A.), para enseñarles que cada uno de nosotros, si nos proponemos, podemos ser multimillonarios a nuestra propia manera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.