“Lenguaje que salpica angustia”

0c3d44e13aec8b019905103b6bf06b28
Por cada gota de lluvia que besa la vereda de mi rancho, un centenar de mitologías danzan en el charco de chocolate y memorias.
La obstinada Grecia, las sentencias canónicas de Roma, la gigante brevedad de los poetas orientales que no han cesado de escribir la oralidad de sus muertos. Todas estos cosmos, más las constelaciones simbólicas de los Pueblos Originarios que comienzan a amanecer, otra vez, están en cada lágrima de las nubes que lloran viaje.
Es el lenguaje enmascarado detrás del agua y el barro.
El lenguaje es nuestro problema. La lluvia destiñe los simbolismos en su enfrentamiento con la tierra al caer y nos talla en madera de tradiciones.
Es nuestro deber conocer ese entramado del universo. Los universos. Nuestro universo.
Llueve, y debo salir a trabajar cotidianidad. El lenguaje en sus múltiples nombres me espera afuera.
Hay lluvia, por lo tanto, angustia existencial.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario