“Lágrima de Tiza”

Desde anoche llueve en el Chubut, caen pesadas las lágrimas sobre el gran pizarrón de nuestras vidas, destiñe las palabras, los números, que suman y multiplican los presentes futuros y los porvenir del hoy.
Está nublado, el cielo del Chubut es un gran delantal blanco que las abraza, nos contiene, las cobija en la memoria reciente, eterna, y una bandada de hojas de cuadernos, libres, volando, nos da la mano para enseñarnos, una vez más, que la educación es un niño, una niña, un niñe travieso, alegre, saltando las fronteras del aula para florecer aprendiendo a enseñar aprendiendo.
Llueve hoy en el Chubut y aunque la tristeza moja las tizas y cuesta trazar el amor en medio de tanta desolación, los sueños de libertad e imaginación que Jorgelina y María llevaban en sus mochilas escolares, de regreso de decir lo que hay que decir, se han sumergido en las cartucheras, en las tintas de las fibras, en los renglones de la historia, en la dignidad de un Pueblo que resiste, para darle calor a este humilde trozo de tiza, para secarla un poco ante tanta lagrima derramada, para escribir un simple verso en el pizarrón, que se sume a la Poesía que va a venir a salvarnos y a devolvernos la sonrisa educadora que nadie nos arrebatará.

– Fin –

Ilustración de Alejandro Aguado.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.