“La Universidad Pública es un acto de Amor”


La percepción es la devolución de la información recibida sobre algo en particular, vertida desde una ubicación donde el pensamiento se contrae o se expande en energía que activa, estimula y pone en movimiento las herramientas con las cuales queremos, omitimos o ponemos en acción para transformar las realidades del entorno, las nuestras, en decir, la del conjunto.
Pensar, desear y trabajar para que más espacios de producción de conocimientos públicos nazcan y crear las condiciones para que la mayoría pueda acceder a esa experiencia alquimista de la vida que es la educación, o mover a las instituciones hasta los arrabales de las naciones en fin de acercar estos mundos de magias, ciencias y artes a quienes están impedidos, por el mismo sistema, de trasladarse hasta las universidades; es en su gesto del más primario y ultimo combustible de los pueblos que son modernos.
La universidad pública debe abrir sus puertas y ventanas a todos, pero también moverse con sus paredes y techos hasta los rincones donde habitan los expulsados de las oportunidades.
En definitiva, soñar, desear, pensar una universidad pública con el acceso para todos y poner en ejercicio los engranajes para que esto ocurra es amar, si, eso es el Amor.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario