«La ternura de la Patagonia Rebelde»

(Dedicado a Osvaldo Bayer)

Hay artistas que están siempre dos escalones más arriba que el resto de nosotros. Este es el caso de Daniel Carmona (fotografo esquelense), quien captó un mágico momento que pensé, había pasado inadvertido para todos los presentes.
Años atrás, en la cena homenaje a Osvaldo Bayer Pagina Ofic. desde su ingreso al quincho hasta su retirada, no paraba de recibir obsequios y presentes de diversa índole, pero mi despelote vital me había jugado nuevamente una mala pasada, no tenía ningún regalo para dejarle a Don Bayer de mi parte.
De pronto, casi como un silbido de Borges al oído, recordé que siempre, desde chico, imaginé a los granitos de arena como pequeños planetas y a las rocas como galaxias y constelaciones, entonces, salí del quincho, fui rápidamente hasta la plazoleta y busqué entre el pasto y la tierra una pequeña piedra al azar (la que ven en la foto), que represente las luchas regionales, ancestrales, contemporáneas y regresé corriendo, lo abracé para saludarlo y le obsequié esa simple piedrita de las calles de Esquel, tal vez una galaxia de estrellas y planetas con la historia, personajes y mitologías del pueblo. Traté de hacerlo, por vergüenza ante mi pobre obsequio a un Maestro de la vida, de la manera menos visible y llamativa posible para que nadie se de cuenta, pero el ojo inmenso y artístico de Daniel Carmona, captó uno de los momentos más lindos que recuerde junto a un ser entrañable.
Es tan bella la imagen que cada vez que la vuelvo a ver, percibo el movimiento de las manos, de los planetas, en fin, de un planeta llamado Esquel, dentro de la galaxia Patagonia, donde la ternura rebelde de Osvaldo Bayer sigue teniendo la fuerza, memoria y fuerza de las rocas antiguas.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario