“La familia Dolca, una historia de amor”


Tengo una pareja de amigos, tanto ella como el son bastantes bananas y un poco tacaños, cuando le pedís plata te contestan siempre “Plata no”, pero son muy buena gente.
En mi ciudad eran muy criticados, insultados e incluso agredidos por su natural forma bananeril de ser, pero realmente no molestaban a nadie, simplemente eran re bananas.
Fueron culpados por la muerte de un hombre que tropezó con una cascara de banana en un recital de Bananarama, sumado a que ella estaba embarazada de unos bellos mellizos, los Bananitas Dolca.
La hostilidad de los que les mandaban fruta obligó a mis adorados amigos a dejar este país bananero, recogieron sus cosas, la licuadora, los discos de Cesar Banana Puyrredon y se fueron a vivir a las playas de Copacabanana, invitados por la modelo Bananà Ferreira.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario