“La conspiración de las caras”

(Cartografía de los rostros)

Amantes que conviven años fusionan los rasgos de sus CARAS.
Las dichas y las penas se dibujan en las CARAS.
En el primer día de clase, identificamos nuestro cuaderno con una CARAtula.
Los festejos se realizan en CARAvana.
Nuestras particularidades se denominan CARActeristicas.
Me gusta, cuando voy al baño a despedir algún amigo del interior, leer las boludeces de la revista CARAS.
Ante una sorpresa, decimos: CARAmba!
Cuando nos enojamos, mandamos todo al CARAjo!
Cuando me expreso sobrio, lo hago de CARA.
Cuando tenemos que decirnos algo serio, preferimos hacerlo CARA a CARA.
Colon zarpò en tres CARAbelas.
Una destreza en el billar es denominada CARAmbola.
Hay una familia completa de artistas, los CARAmbula.
En el desierto, nos puede salvar la vida una CARAmañola.
Estoy escribiendo esto para distribuirlo por el “CARA de libro”

Cuando Dios o el Big Bang desplegaron su capricho universal, establecieron un mapa, un sustrato cartográfico en donde los seres pensantes, también los humanos, podrían leer los vaivenes, orígenes y destinos del micro y macrocosmos.
Las civilizaciones más complejas de nuestro planeta gastaron sus vidas y reinos en busca de este mapa que creían les otorgaría el poder sobre las otras civilizaciones.
Hurgaron en los lugares más inhóspitos y hostiles en pos de esta herramienta suprema, en vano, pero tenemos al menos una certeza.
Nuestras CARAS son la cartografía de nuestras historias personales y colectivas.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario