“La Cachufleta”

(Leyenda patagónica)

Según los estudios del Lingüista, Sergio Clitor Isabio, el término “CACHUFLETA” proviene de los anglosajones, específicamente de un conflicto marital entre Lord James Happy Bland y su esposa, la Reina Elizabeth Escot Flojer.
Cuentan que James estaba completamente enamorado de Elizabeth, pero cierto día la Reina lo encontró in fraganti con la Princesa turca, Ojalame Lamamara.
Más allá de las suplicas y ruegos de James, Elizabeth no reclinó su postura de abandonarlo, llamó un flete y puso todas las pertenencias de James en la calle con un pasaje en barco hasta las costas de Chubut.
Cuando el flete llegó al castillo, la Reina, tomándose la entrepierna con una mano y señalando el coche con la otra lo miró y le dijo:

“Catch your flete”

Lord James Happy Bland, llegó a Chubut, atravesó la gran meseta y se instaló en el valle que hoy alberga a la ciudad de Esquel.
James vivió durante años dedicado a la agricultura y la ganadería, pero siempre muy triste. Jamas pudo aprender bien el español.
Los comentarios de los vecinos aludían a una frustrada historia de amor con una mujer de Inglaterra, una Reina. Problema de polleras decían los paisanos.
Se recuerda en Esquel que Don James lloraba por las noches mientras murmuraba a la luna una sola y repetitiva frase:

“Catch your flete…Catch your flete…Catch your flete…”

Los historiadores mas versados de Esquel leyeron en aquellas palabras una alusión al recuerdo melancólico de la entrepierna de su amada ex esposa, pero carentes del conocimiento y uso de un buen inglés, comprimieron y regionalizaron aquella frase como cachufleta.
Es por eso que las Abuelas de Esquel, cada vez que se refieren a sus partes y la de sus hijas y nietas, lo hacen con el respeto y la ternura de los que han sufrido por amor.
Así llega a nuestros días el término:

“La Cachufleta”.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario