«La bendición de los brotes»

10
Cuál es la macabra e inquisidora mano que a la hoguera de sus infiernos te sometió, sometiéndose, sometiéndonos al denso velo que ciega los lomos verdes que aun palpitan llorando sus pérdidas, ansiando ver un día más el sol e implorando sedientos una vertiente que desde las nubes riegue estas soledades de fuego y ceniza.
Pobre alma de aquel que esparce odio en brasa presente, no ha sido ni será nunca merecedor de la divina concepción futura que nos bendice sin tiempo hacia la eternidad en el regazo de un brote verde. vivo, abriéndose camino, sembrando vida en la tierra lastimada que nos convidará una y otra vez a nacer en el renacer de sus raíces que son las nuestras, también.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.