«GUMITO, EL RECOLECTOR DE FANTASÍAS»

baby-pear-photomanipulation
Las fantasías que no cumplimos, por temor o pereza, no fenecen.
Durante las mañanas de escarcha y azúcar, un niño nacido en la octava luna de Plutón, pasa volando rasante por los jardines de Esquel, Trevelin y Aldea Escolar. Gumito lo llaman los lugareños.
Gumito todos los días absorbe las fantasías humanas sin concretar y las siembra en el lado oscura de la luna.
Los días miércoles pasa con sus amigos a recolectar los frutos y los colocan en canastas tejidas con hilos de la araña que teje sin cesar la vía láctea.
Cuando llueve, Gumito y sus amigos se confunden entre las gotas de agua y las lagrimas de los ángeles desterrados, bajan a la Tierra, sobrevuelan los jardines de Esquel, Trevelin y Aldea Escolar dejando esos frutos en formas de grosellas, corintos y calafates.
Quienes prueban estos frutos vuelven a creer en la fantasía y regresan siempre a estos pagos.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.