“Gatos”


Son dos los gatos que de a rato, en el ovillo de mis recuerdos, brincan, dan vueltas, se enredan, tienen tres ojos cada uno, dos son para ver, el otro para olvidar.
En sus filosas lenguas cabe la repetición de las palabras que se dicen y no son escuchadas.
Cuando hay luna ovillo, caminan por los tejados de las tristezas sin pañuelos, pero cuando duermen, su ronroneo lo escuchan las jirafas, los ornitorrincos y mis abuelos que ya no están.

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario