❤🐄Esquel, amores imposibles y vacas🐄❤

(Breve cuento antiprincesas para niñes)

❤Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo llegó a Esquel un Rey colonizador y malvado, lo acompañaba su hija la Princesa y un séquito de soldados racionalistas fundamentalistas que habían olvidado el amor para pensar sólo en en el oro.
Una tarde de nieve, el Rey desfilaba con su hija y los soldados hacia el cerro Tres Torres a buscar oro para la corona, cuando en el camino se toparon con un vecino de Esquel que le recitaba poesías a una gota de agua solitaria que era ahora mayor, antes una niña gota de nieve. Calaverita, el vecino, levantó la vista y al ver a la Princesa le dijo que la amaba. Ella sonrió, asintió con la cabeza, pero el Rey se enojó y este diálogo ocurrió a orillas de la laguna Willimanco:

Rey: Insolente paisano, cállese.
Calaverita: El amor no se calla.
Rey: Irrespetuoso plebeyo.
Calaverita: Ella y yo ya estamos enamorados.
Rey: Tu no tienes el oro suficiente.
Calaverita: Tengo con mis vecines más oro que usted en esa montaña.
Rey: Pero me lo llevaré todo.
Calaverita: No se puede, es de la montaña, del agua, el aire, el sol y de los que aún amamos.
Princesa: Padre, estoy enamorada.
Rey: Hija, tengo todo el oro del mundo para vos.
Princesa: Pero yo no quiero el oro.
Rey: Estoy harto de tanta irracionalidad, le haré una apuesta, pobre plebeyo, si usted pierde me llevo el oro y a mi hija.
Calaverita: ¿Y si yo gano?
Rey: Me iré con las manos vacías.
Calaverita: Aquí no tenemos miedo a los colonizadores, nuestro Pueblo es mágico, sueña y construye lo imposible, acepto el desafío.
Rey: Usted tendrá el amor de mi hija el día que las vacas caminen sobre el agua.

(Risas burlonas del Rey y sus soldados)

Calaverita: Ah, que facilito, mire usted para allá, Reynaldo, observe el la superficie de la laguna Willimanco.

Por estos tiempos se sabe que el Rey y sus soldados viven en Europa encerrados, solos y enojados. Calaverita sigue recitando poesías a las gotas de agua cristalinas solitarias, junto a la ex Princesa que ahora es feliz tejiendo bufandas de juncos para las estrellas y la luna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.