«EL VALS DE LOS TRISTES QUE NO PARAN DE REÍR»


Hoy, Morocha, estoy tan feliz que mis tristezas no se cansan de reír de la muerte y la razón.
Hoy, Morocha, te abrazo hasta el limite de los miedos y los que dirán las vecinas con ruleros y los pelados con sotana.
Hoy, Morocha, vamos a saltar el alambrado de los que dirán, en busca de esos bravos besos que, ansiosamente, nos esperan atrás de los candados.
Hoy, Morocha, huyamos de la mano a bailar el vals de los tristes que no paran de reírse, hacia donde nuestros cueros son festival de carne y agua…

Calaverita Mateos (Calaverita Mateos)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.