“El secreto cartón del misterioso telebingo sagrado”

(Leyenda patagónica de los Chasumá)

– Dedicado al Turquito Bestene quien mantiene, estoicamente, el noble oficio de vendedor ambulante en las calles de Esquel sin perder su sonrisa –

El curso de la historia de las culturas que emanan de los cinco continentes tienen sus divergencias, pero también sus puntos de encuentro, uno de ellos es la religión y en ella la relación de estas cosmovisiones místicas con la entidad o entidades más representativas, entiéndase dios o dioses. Los Teólogos y filósofos, como los religiosos, obviamente, han perseguido infatigablemente la verdad sobre este dios o causa primera del universo, infructuosamente.
Aquí nos detenemos un momento y prescindiendo de la tiranía uniformadora de las creencias del viejo mundo, vamos a acercarnos, no sé si a tomarle los pelos de la barba a dios, pero si, al menos, pegarle en el travesaño de las conjeturas acerca de la verdad mística universal y como línea de partida vamos a tomar el libro “Dios está en todos lados, pero atiende en Esquel” del Escritor Manuel Peralta, basado en las investigaciones realizadas en el pueblo de Esquel luego de una revelación mística vivida mientras jugaba un telebingo chubutense extraordinario:

“…Aquella noche, pasadas las veintiuna horas, me dispuse a jugar como cada domingo un cartón de telebingo, nada fuera de lo normal, salvo el hecho de haber comprado por primera vez el cartón al conocido Turquito Bestene en la calle 25 de Mayo y 9 de Julio. Promediando la segunda ronda, con apenas dos números marcados, uno en cada extremo superior del cartón, escucho un número, el tercero para marcar y era en la línea de abajo, curiosamente formando un triángulo con los apenas dos pobres aciertos anteriores, pero fue ahí donde un calor extraño me envolvió, los ojos se me fueron para atrás y sintiendo un coro celestial a lo lejos, como de la pantalla de la televisión apareció la silueta de un hombre con un gorro color oro que poco a poco fue constituyéndose en el rostro del vendedor de telebingos, Turquito Bestene que algo me manifestó…”

Este tramo del libro abre una puerta interesante para los amantes de lo paranormal o de los acontecimientos místicos ya que, por un lado se introduce un nuevo elemento mundano en lo religioso que es un cartón de telebingo y otro es que los milagros no sólo son potestad de los santos. Pero bien, continuemos unos párrafos más adelante del libro de Manuel Peralta:

“…Cómo una voz hija de un eco providencial, el Turquito Bestene me habló en ese trance y me digo – Hola, Tato, has sido bendecido con el milagro de la santa trinidad de los Chasumá, secta mística de Esquel que custodia el secreto divino del universo que yace en la combinación de tres números sagrados ubicados geográficamente en un plano horizontal y cuya conformación triangular oficia de llave para ingresar al santo grial o fuente de la sabiduría…”

Si bien se trata de un libro, varios testimonios dan fe que a partir de aquel supuesto telebingo contado por su autor, Manuel Tato Peralta no volvió a ser el mismo:

* “Me asusté ya que al entrar a casa lo vi con el telebingo en la mano, arrodillado, como orando frente al televisor, pero no había ganado ni si quiera una misera línea”
(Maria Huenu, para Revista Caras)

* “Si, Tato era otro, luego de aquella anécdota que nos contó, cada vez que jugábamos al truco en los asados el exigía cuatro cartas en lugar de tres, aparentemente el número tres algo extraño le provocaba”
(Aramis Loly Ventura, para Diario Página 12)

* “Juro por dios y por Artemio Bock que el mismo día y a la misma hora yo lo vi al Turquito Bestene vendiendo telebingos en el centro de Esquel y al mismo tiempo su cara brotando de la garita de la virgen del Barrio Ceferino.
(Cecilia Bagnato, en una de las cenas invitadas al programa de Mirtha Legrand).

Queda para la posteridad el análisis exhaustivo de las pruebas a corroborar sobre los dichos vertidos por Tato Peralta en el libro “Dios está en todos lados, pero atiende en Esquel”, aunque humildemente lo convido a sacudirse el polvo de sus creencias tradicionales y deje abierta la ventana de las dudas existenciales y permítase, de ahora en mas, cada vez que lo vea vendiendo o le compre algún telebingo al Turquito Bestene, observe con atención que cruza la calle sin ver, prácticamente, como si supiera exactamente la trayectoria y velocidad de los coches, también mire como su caminar cuerpo hacia adelante desafía la ley de la gravedad del eje corporal y, además, las suelas de sus zapatillas apenas rozan el suelo, atreviéndome a decir que cuando nadie lo ve, claramente hay una separación entre sus calzados y la superficie de las veredas, es decir que levita al andar.
Por último, no hago público este conocimiento en desmedro de las religiones oficiales y sus milagros en venta, sólo que lo conmino a darle libertad a su sensibilidad y tal vez, sólo tal vez, podamos ver que a veces las deidades pueden caminar a nuestro lado, quizás sin saberlo somos miembro de la secta de los Chasumá e incluso Dios mismo puede cantar Bingo! por el privilegio de elegir a Esquel como paraíso de la humanidad.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario