“El sabor y el placer en una Encrucijada”


Ayer en la tarde, algunas nubes guias nos acompañaron en la ruta desde Esquel hasta Trevelin hasta dejarnos en la puerta de una casita de duendes a pocos pasos del río Percey y de las montañas custodias del pueblo del Molino. Ya desde el ingreso, Selena nos recibió como en una casa de familia en un ambiente amable, sensible al Arte y la paz.
En un instante los aromas y los sabores inundaron de felicidad a nuestras hijas (Obviamente a los padres, también), entre cafés mágicos, licuados de frutas fresquísimas, danzaban en la mesa la chocotorta y otras maravillas que hipnotizaban el paladar.
Una vez que Noá e India estuvieron con el la pancita llena y el corazón contento disfrutaron de juegos y la libertad de disfrutar, en libertad, el interior y el exterior de este bello lugar en Trevelin.
Felicitaciones y gracias a Mery Jane Muro por invertir, apostar y trabajar fuertemente por crear y hacer crecer una casita de duendes llamada La Encrucijada Trevelin donde las Artes, la Gastronomía y las producciones alternativas encuentran los mimos necesarios.
Felicitar, también, a Juan Revestido por ser un tractor de gestión cultural para este maravilloso bar cultural.
La Encrucijada ya es mucho más que un lugar de Trevelin….

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario