«El Pocasoda»

(Legendaria criatura patagónica fotografiada)

La existencia del «Pocasoda» ha sido siempre una leyenda patagónica, registrada en el testimonio del libro «Qué bicho más fulero» del Biólogo Gustavo Jaramillo donde en el capítulo primero y único «¿Onde ta’ lasau? dice textualmente:

«…Volviamos de pejcar con latita y lumbri del lago para morfar el cuarto e’ capón que habíamo dejau en la parrilla, cuando de repente lo pispeamos al bicho fulero ese arrastrando el pedazo de capón y la damajuana de vino hacia el bosque, perdiéndose en la espesura para siempre el conchasupi…»

La leyenda del «Pocasoda» tomó notoriedad esta semana, cuando Investigadores y fotógrafos del National Geographic captaron la imagen de la terrible criatura en proximidades de un asado que realizaban antes de ascender a las montañas de la cordillera. El Explorador Philips Washington dijo a los medios de comunicación:

«Lo vimos al lado de nuestros víveres con dos armas precarias, una en cada mano, con gesto agresivo, gruñendo unos sonidos irreconocibles, pudiendo calmar su ferocidad al arrojarle unos huesos cerca de sus fauces»

Pero en la misma expedición, el Antropólogo yugoslavo Nahuel Serra, vertió otra versión sobre la aparición del «Pocasoda»:

«Apenas siquera empezó a largar olor el asau e’ capón, apareció el hijoepu, contando chistes verdes, con un vaso e’ lata en una mano exigiendo tinto y soda y con la otra apoyada en un palo para sostenerse en pie del pedo que tenía el conchasuma»

* Artículo escrito para el New York Times.
Francisco Vocos

– Fin –

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.