«El movimiento Punk» – (Interpretación esquelense, por Juan Pablo Luna, Gerente del CAPEC Centro de Apoyo a la Producción de Esquel y la Comarca)

1265321293728_f
El movimiento Punk ha sido históricamente tergiversado por los medios hegemónicos reduciéndolo sólo a una cresta y un gesto de enojo, sin embargo, dicho movimiento que tuvo su nacimiento a nivel mundial a mediados de los setenta, con diversas manifestaciones y características regionales (el término Punk es solo una manera de rotular un fenómeno histórico socio, político, cultural), como lo fue en Argentina.
Esquel, no escapó a dicha expresión y fuimos/somos muchos quienes fuimos, además de la academia, educados por las manifestaciones artísticas (en sus diversos rasgos), por el Punk.
Es un orgullo y me emociona compartir esta reflexión de mi bro del soul, Juan Pablo Luna, con quien compartimos una raiz en común, acerca de lo que significa el Punk con una mirada patagónica, regional, de Esquel, y saber que, entre muchas otras cosas, esta savia del pensamiento lateral que es el Punk, ha nutrido el accionar de Juan, llevando adelante el «hazlo tu mismo» a la acción concreta en su labor como Gerente del Capec Centro De Apoyo A la Producción en el estímulo a la producción regional y crecimiento de las economías locales a través de las producciones sustentables…comparto sus palabras:
«Gracias al Punk, aprendimos a…
1) Cuestionar lo establecido.
En el contexto sociohistórico en el que emergió el punk como contracultura, se liberaron por medio de la música, la estética, la escritura, y los eventos, energías que cuestionaron fuertemente lo establecido. Como cualquier otra energía, la energía punk tuvo múltiples resultados: algunas expresiones sólo se quedaron en la estética, otras sólo se canalizaron hacia el odio, y algunas fueron abiertamente fagocitadas como un bien de mercado. Pero entre los promotores del movimiento, tan amplio y diverso, siempre se contaron los Evaristo Páramos, los Fermin Muguruza, los Jello Biafra, los Greg Graffin, los Joe Strummer, los Julián Hernández, los Nekro, etc., que asumieron que el punk era un medio. Un medio para proponer una sociedad distinta, basada en el pensamiento autónomo, alternativo, y despojado de las convenciones que se instituyeron para adormecer a las masas (y a cada uno de nosotros en tanto masa).
2) Saber de qué lado estar parado.
“Somos los nietos de los que perdieron la guerra civil” (española), dice La Polla Records. Por raíces familiares esta frase siempre resonó en mi cabeza. En mucho de los casos la lucha es en primera persona, como por ejemplo con La Polla Records y Negu Gorriak con su posición activa para el reconocimiento de la autonomía del País Vasco. En otros casos la lucha es por posicionamiento ideológico, como cuando los Clash no sólo aprenden castellano e introducen estrofas en sus letras sino que titulan a su legendario álbum “Sandinista” haciéndose eco de las luchas en América Latina, o como cuando Dead Kennedys denuncia el fascismo en las sociedades centrales y la influencia militar opresiva de EEUU en países del tercer mundo. En parte le debemos a la ‪#‎CulturaPunk‬ saber que el compromiso social es estar siempre del lado de los oprimidos, y generar alternativas para revertir las bases de la opresión económica, política, social y cultural.
3) No esperar a que nadie lo haga por vos.
“No somos nada” dice La Polla Records en la canción homónima. Si quieres identificarnos, tienes un problema. Estamos más allá de las etiquetas. El lugar en el que estés parado es el lugar correcto para producir el cambio. El ingrediente secreto que hizo al punk posible sigue siendo el mayor fermento de cualquier cambio social: “no esperar a que otros lo hagan por tí, hazlo tú mismo”. La autogestión es la clave de la ÉticaPunk. Seguro no te saldrá tan perfecto ni quedará tan prolijo, pero vale el doble porque pusiste tus energías creativas en favor del cambio. Ir siempre por más, siendo siempre protagonista. El cambio no viene de afuera, somos el cambio.» (Juan Pablo Luna)

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.