“El mítico Triángulo de las Bermudas está en Esquel” (Patagonia mística)


Tanto la historiografía oficial como la emanada de las creencias paranormales sitúan al triangulo de las Bermudas en el océano Atlántico, uniendo los puntos imaginarios entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami; pero estas son solo patrañas.
Como lo evidencia la fotografía donde se ve al hijo de gran Buda meditando, el verdadero Triángulo de las Bermudas fue descubierto por el Ginecólogo Mormón, Calaverita Mateos, en el jardín de la casa donde vive, luego de un ventarrón patagónico que descolgó del cordel tres de sus mugrientas bermudas que fueron a parar, misteriosamente, al césped del jardín formando un triángulo equilátero casi perfecto conformado entre las líneas de puntos imaginarias que van de la mancha de vino de la bermuda azul hasta la palometa en la entrepierna de la bermuda roja llegando unida al enchastre marrón producto de una churretera hija del atracón con guiso carrero de capón.
Según el Ginecólogo Mormón, quienes atraviesan este misterioso Triángulo de las Bermudas en Esquel, suelen desaparecer, no por causas paranormales, sino por motivos perfectamente comprobables y comprensibles. Un olor a mierda mezclada con vino rancio sumada a la imagen de dejadez absoluta plasmada en las manchas de las tres prendas ejercen una fuerza inversamente proporcional a la atracción generando la estampida y ocultamiento de quienes atraviesan la zona.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario