“Día Luna, día Sol”

enero-sol-y-luna
Adoro la Noche, en ella no se cobra offside y las tranqueras ajenas olvidan sus candados abiertos.
Amo el Día, porque me sujeta del pescuezo, mientras sacude la almohada de los sentidos y sus plumas hacen estornudar las diversidades, que la necia negación se empeña en ocultar.
Ambas, La Noche y el Día, nacieron para jugar el eterno e infinito picado en este rincón del potrero universal.
Aunque salen con todos sus jugadores a la cancha para ganar, su sentido vital es el empate, el equilibrio de la vida.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario