“Día del Escarabajador”

– Dedicado a tod@s los Trabajador@s, especialmente a aquellos que son expulsados por perverso sistema capitalista –

En el rincón más profundo de la meseta patagónica, más allá de donde el viento descansa de su viaje, camina a tranco lento y con mucho esfuerzo un viejo Escarabajo.
Tiene sobre su lomo los círculos de los siglos en los arboles petrificados. Anda, hace tres lunas y tres soles, fatigando la arena, esquivando neneos. También, ha logrado esquivar con hidalguía las garras de un halcón y las fauces de un lagarto gris como la greda.
Tiene sed, tiene hambre, pero el Escarabajo sigue su camino de espaldas al horizonte con sus dos patas traseras empujando y empujando una seca bolita de caca de oveja. Le pesa su equipaje, le pesan los años, le pesa la responsabilidad, pero no afloja.
En ese yugar patagonico, en otro punto a cientos de metros de ahí, lo esperan su mujer Escarabaja y dos bellos Escarabajitos con medio otoño de vida. Ellos esperan, ansiosos, la llegada del padre Escarabajo.
Esta será la última bolita de caca que llevará este año hasta su hogar. Tal vez su último año de vida. La trabajará junto a viejos secos pastos, granitos de arena que urgen historia y saliva de sus entrañas. Al fin del día, cuando la luna le de permiso para descansar, terminará de trabajar esos elementos el Escarabajo la casa para su familia.
Sus hijos tienen un techo para resguardarse de las inclemencias de la patagonia. Su mujer sueña que muchos hijos le regalará la vida, luego que los inviernos duerman su siesta.
El Escarabajo bebe una gota de rocío de un calafate. Cierra suavemente sus ojos. Piensa o tal vez sueña (suelen ser lo mismo), que ha trabajado la tierra, ha trabajado su sangre, ha trabajado el tiempo, como así también sus antepasados lo han trabajado a el.
Y en ese soñar, el Escarabajo, imagina a las demás criaturas de ese rincón del mundo, honrando el trabajo que nos trabaja y nos dignifica trascendiendo la historia.

Feliz día del Trabajador para tod@s!

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario