“Como un cubo de rubik”

rubik-002
Soy como el cubo de Rubik, laberinto de mañas y caprichos, pero que te ama.
Los cubitos amarillos, son las penas de tu olvido, que se acomodan en la espalda de las pupilas a masajear la pluma que tose tinta de melancolía cuando te ve pasar en pantuflas con pompón por la vereda de mis piropos de chocolate.
Los cubitos rojos, son las rosas que dejé en el balcón de tus soledades de princesa sin castillo ni zapatito que ajuste, pero que aun, en las noches de espinas de sal y limón, florecen besos de mejilla y labios atorrantes.
Soy como el cubo de Rubik, laberinto de mañas y caprichos, pero que te ama. Los azules, dicen ser los grafittis que dejé colgado en las barbas del cielo con el seudónimo “Soytuyoydenadiemas”.
Si te arrimas a los verdes, apreciarás que representan las canchas de fútbol donde dirimimos traiciones, celos y dos o tres berrinches caseros sin arqueros y con un arbitro ciego.
Uy, casi me olvidaba de los blancos, pero no se que significan.
Por supuesto, los cubitos naranjas, son traviesos, graciosos, simpáticos y escurridizos, pero cuando escuchan tu voz en la almohada, reciben un mensaje de texto de tus tetas o te escuchan decir “te quiero”, se desarman en mil cubitos naranjas que se sonrojan de cachete en cachete.
Soy como el cubo de Rubik, laberinto de mañas y caprichos, pero que te ama.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario