“Clasificación y defensa de la extracción de mocos”

(Ensayo del P.I.J.A.)

El Patrulla de Investigación de Jóvenes Argentinos (P.I.J.A.), luego de arduos años de investigación, presenta un breve catalogo de clasificación de los Mocos que, habitualmente, nos habitan y exponen una teoría mediante la cual, la extracción de los mismos, ha sido paulatinamente estigmatizada e incluso demonizada hasta llegar a ser censurada drásticamente en algunos casos.
Dicha proscripción promovida por los sectores más conservadores, oligarcas y reaccionarios, generalmente adalides de los viejos valores que han estancado el flujo del desarrollo de las sociedades saludables.
Con ustedes, un extracto de la mencionada clasificación:

– Acuas Mocus: Moco cuya corpus está prácticamente compuesto por agua. Su extracción es fácil e incluso su propia capacidad de desplazamiento lo coloca en las afueras de la nariz e incluso bordeando labios o ayudado al ingreso de la cavidad bca por la punta de la lengua.

– Mocus Operandis: Moco, principalmente seco, que suele alojarse en las paredes de las fosas nasales con fuerza y arraigo, haciendo que su extracción se convierta en un acto verdaderamente quirúrgico que llega, en algunos casos, a dejar entrever alguna llaga interna.

– Mocus Cometa: Moco cuya característica principal es su morfología. Su cabeza es de contextura dura, pero el resto de su cuerpo es casi líquido, asemejando un cometa al salir de las fosas nasales. Generalmente la cabeza queda adherida al dedo extractor y la cola liquida se despliega a lo largo del dedo, incluso en algunos casos extremos hasta el dorso de la mano.

– Mocus Fruncetis: Tal vez el más conmovedor o aquel que produce llanto y en ocasiones el fruncimiento del hupite al evacuarlo de nuestro ser. Dicho Mocus va aliado siempre de algún vello o pelito napial con quien crea una hermandad tal que, al intentar ser extraído, produce inmediatamente el salto de una o más lagrimas.
Por lo anterior vertido, el P.I.J.A. establece que el ejercicio de la extracción de Mocos, no sólo es una actividad física que promueve la salud de los dedos, sino también el exorcismo de materia mucosa que en algunos casos camufla a espíritus no deseados e incluso demoníacos.

* Agradece, el P.I.J.A.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario