“Carta de Jennifer Garner a Calaverita Mateos”

Washington, 22 de septiembre de 2017:

Hola, mi Guanaquito Retobao!…
Estoy aquí, en Washington, tirada en la cama del hotel extrañándote, extrañándote, extrañándote.
Estaba leyendo la revista “Dame Una” de Gabriel Porcel de Peralta de clasificados de Esquel que siempre me mandas y vi que venden dulce de mosqueta casero en frasco de 10 kg; por favor si podes comprame uno de esos ya que el dulce de mosqueta me afloja las tripas y puedo echarme unos cagos que quedo haciendo chilenitas arriba del inodoro.
Mi Pururú, te cuento que ayer estuvimos reunidos con Clint Estwood, Harrison Ford y Penelope Cruz, tomando mates con un pedazo de piche al asador frió que me había sobrado de la noche anterior, mientras le dábamos forma a los últimos detalles del guión de la película que dirigirá Clint sobre nuestra vida, sobre nuestro amor, Calaverita.
Harrison Ford interpretará a Calaverita y Penelope Cruz hará de mi, aunque la Penelope estaba media caliente ya que, si recordás, ella fue novia tuya hace diez años cuando se conocieron en el “Festival Cáñamo Churrete” de Lisboa, donde se fumaron 73 porros cada uno y salieron a correr por las calles en bolas al grito de

“Liberen a Willis”.

Pero por suerte ya la convencí que esto es sólo trabajo y no tiene que ser una cuestión de celos de cachufletas.
Harrison Ford leyó el guión y me pidió tu teléfono para llamarte ya que tiene unos días libres y quiere viajar para allá, quiere conocer Piedra Parada, ver un partido entre San Martín de Esquel y Deportivo Gualjaina y además salir a pescar con latita y lombriz, si es que Marcos Javier Carosso no se enoja.
Clint Estwood me pasó la sinopsis de la historia basada en nuestras vidas. Se respetó linea por linea, y espero que te guste al igual que el título del film:

“Cáchuflets and Tóronjits”
(A Pátagonian love history)

“En un lejano rincón del mundo, más precisamente en la concha de la lora, existía un pueblo llamado Esquel. Un lugar apacible donde vivían sin conocerse la odontologa peronista Luciana Evans Mastropiero (Jennifer Garner) y el domador de piches y peludos José Sandokan Nahuelpán (Calaverita Mateos).
Cierto día, una tarde de otoño, cae Sandokan al consultorio de Luciana. El se sienta en el sillón del dentista y ella le dice:

– ¿Te asusta el torno? –
a lo que el le contesta
– Como torno no tengo con tu pasta me entretengo –
y ella deja correr una lagrima de felicidad por su mejilla, enamorada cae a sus pies y le susurra a Sandokán al oído
– Jamás me dijeron algo tan hermoso –
– ¿Ni siquiera Mingo? – pregunta Sandokan.
– ¿Qué Mingo? –
– El que la puso el sábado y te la sacó el domingo –

Sus bocas se entreveran y el amor se sella para siempre.
Ambos emprenden juntos un proyecto familiar de chasinados de chinchimolle llamado: “El matambre del chimango”, que pronto crece exponencialmente logrando crear una cadena de venta de chacinados en todo el mundo. Transforman la alimentación de casi todos los países y el asado de costilla con chinchulines, morcilla, tripa gorda y molleja de chinchimolle se convierte en el plato más requerido por las mesas gourmet de todo el mundo”.

Bueno dulce de Leche de mi alma, ya es tarde y me tengo que pegar una ducha, limpiarme la mugrecita entre los dedos de las patas y ponerme a cocinar un estofado de capón que me mandaste en la última encomienda, ya que están invitados Clint y Penelope.

Calaverita de mi vida, te mando dos besos en la mejilla, un chupón con lengua hasta el esófago y tres cacheteadas en la bandurria sin plumas que tanto extraño desde Washington.

Te ama eternamente, tu Boquita de Perca de Río Tecka.

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Un pensamiento en ““Carta de Jennifer Garner a Calaverita Mateos”

Deja un comentario