“Almohada de mis no soy”


En el extremo de la sábana negra con pecas de estrellas del universo, allí donde no alcanza a mojar con sus penas las olas de los cumpleaños sin velita ni piñata, tengo una almohada hija de la alquimia de las noches y el silencio, una almohada hecha con la tela de las dudas y las plumas de las certezas.
Cuando estoy cansado de ser y sentir sentido común sentido, poso la mejilla del lado de las verdades mentirosas y me sumerjo en el sueño de los nosomos, para dejar de ser un soy y vestirme con el pijama de los siendo somos. Me gusta, a veces, no ser un soy y si ser un somos sin soy.

* inspirado en una obra del Maestro, Troche

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario