«Adiós, niño Prodigio»


Se fue a hacer bailar las estrellas Keith Flint, si bien siempre escuchamos música electrónica, pero en los 90 The Prodigy vino a imprimir como el hardcore a las raves, transformando las fiestas electrónicas.
Gracias, loco!

Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar

Deja un comentario