🧠 Doña Lógica y sus caprichos 🧠

En el tendedero de la vida, de tanto en tanto, colgamos el calzoncillo de las vanidades y las bombachas de los egoísmos, mientras se van oreando con el sol y la brisa, pero nunca falta la lógica con cara de vecino asomado a la tapia de la moral, chusmeando sus vergüenzas enredadas en las frustraciones ante el miedo de la aventura que golpea incesante la puerta de esas vidas que relojean desde las rendijas de una persiana baja susurrando blasfemias a las herejías de las despampanantes carcajadas de existencias risueñas bailando la murga del ser  en las calles.
No lo tome a mal, Doña Lógica, no es que quiero que se exilie de mi cuero, para nada, usted es una gran herramienta para arreglar el cuerito de la canilla cuando gotean los pifies, pero danos un changüí en esta vuelta al disco, no le tires la rienda a nuestros riesgos que corcovean libertad, tal vez, sólo tal vez, capá nomá así le encontramos una vuelta de rosca más a este andar a los trompezones existenciales.

compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.