🌌🌠 La galaxia de tu hermana 🌠🌌

Cuando los colmillos de mis fracasos, andan queriendo serrucharle el piso a las dos alegrías y media que me quedan de crédito, suelo entrar al almacén que está a la vuelta de la esquina de la galaxia de tu hermana.
Ahí nomas le pido al almacenero que me fíe un litro de recuerdos en tanga, medio kilo de corpiños desbocados y un carnaval de labios con sed.
Entonces, enlazo mis deseos a una estrella fugaz que viaja sin parar hasta aquella galaxia.
Entonces, si la moneda sale cara, quizás me devuelva aquella estrella a su regreso, una wachex for export que no pedirá carnet nobiliario, pero si un abrazo de piernas donde derramarle el caudal completo de la vía láctea de la galaxia de tu hermana.

compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.