⏹️ Marquito ⏹️

Marquito, desde niño, vive entre cuatro paredes, como un triste cuento escrito en una hoja cuadriculada, como encuadrado en un cuadro cuadrado por cuadros malvados cuadriláteros.
A Marquito no le cuadran los cuadrangulares deportivos ni la cuadraturas matemáticas, como tampoco escuchar la opera de The Who, Quadrophenia.
Según dice, la cuarta parte de los cuadrados son de cuarta.
Todos los días a las cuatro menos cuarto de la tarde, Marquito abre una ventanita cuadrada de su cuadrada casita encuadrada en la cuadra de su barrio.
Mira en silencio.
Sueña, Marquito, que algún día en el horizonte se verá una marquita, una pequeña ventana se abrirá y un corazón redondeado y regordete lo sacará de este triste mundo entre cuatro lineas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.